Marketing de interrupción, ¿útil o inútil para apuntalar a las marcas?

Foto: Bigstock

Llamar la atención del consumidor con cierto grado de estridencia, distraerle de su actividad cotidiana a través de mensajes bien pensados y pautados en medios de comunicación masiva e inversiones financieras grandes para su ejecución, son algunas de las características que definen al marketing de interrupción.

Una especialidad del marketing que se le acerca en definición es el de masas -conoce acerca de él a través de este vínculo– y del mismo modo,  se sigue utilizando con gran frecuencia para generar mensajes capaces de apuntalar productos, marcas, organismos, empresas o personalidades…  aunque lo cierto es que el uso del marketing de interrupción, como el de masas, ha llegado a fastidiar a muchos consumidores, quienes ya no son impactados tan fácilmente por este tipo de pautas y buscan otras alternativas para ser ellos quienes busquen los mensajes publicitarios que necesitan.

Seth Godin, especialista norteamericano en marketing, es quien acuñó el término Interruption Marketing y lo hace para contrarrestarle con otro concepto: el marketing de permiso, que se define como una responsabilidad de los profesionales de la mercadotecnia de solicitar al consumidor si desea o no recibir información publicitaria.

Para mencionar algunos ejemplos del marketing de interrupción, se pueden enumerar varios que comparten la característica de mostrarse cuando no se esperan y obligan al espectador a dejar de lado la actividad que realizan, muchas veces en contra de su voluntad.

  • Telemarketing: Acción de promoción y apuntalamiento de marcas, productos y servicio a través de teléfonos.
  • Publicidad impresa: Mensajes con diseño que se elaboran para apuntalar productos, marcas u organismos por medio de periódicos, revistas y demás medios impresos.
  • Mensajes  medios electrónicos en televisión, radio o streaming: ya no sólo se aprecian mensajes que interrumpen contenidos en radio y televisión, sino en medios como Youtube o Spotify también.
  • Correo Directo: Mensajes promocionales enviados directamente por correo.
  • E-mail spam: Correos electrónicos con mensajes  enviados a grandes listas de destinatarios.​
  • Stands y técnicas de BTL: en congresos o ferias comerciales.

Como decíamos párrafos atrás, el marketing de interrupción suele ser estridente y no todas las marcas pueden ejecutarla porque sus costos son elevados, afortunadamente las técnicas del marketing se han desarrollado para ofrecer diferentes alternativas para distintas necesidades de apuntalamiento de productos, con base también en los alcances financieros.