Mark Zuckerberg perdió cerca de 3 mil millones de dólares esta semana

Zuckerberg-Facebook
Imagen: Facebook

Los mercados bursátiles en Estados Unido no tuvieron la mejor de las semanas, en particular el índice industrial Dow Jones y, esto, termina por afectar a muchas de las empresas de mayor capitalización en el mundo, lo mismo que a las personalidades detrás de ellas: como Mark Zuckerberg que perdió alrededor de 3 mil millones de dólares.

Pese a un impulso de último momento este viernes en el índice tecnológico Nasdaq y el S&P 500 de 1 y 0,5 por ciento respectivamente, el Dow Jones cerró con un retroceso del 0,29 por ciento, afectando a firmas como Intel, Maerk, Johnson&Johnson, McDonald’s, Caterpillar y Boeing, según reportan medios especializados en finanzas y negocios.

Todo esto tiene entre las principales razones, la nueva serie de medidas proteccionistas de la administración de Donald Trump, y su intención de imponer aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero y del 10 por ciento a las de aluminio.

Esto ya tuvo impacto en diversos sectores, entre ellos la industria de cerveza, refresque y alimentos enlatados, así como el sector automotriz y aeroespacial, entre muchos otros.

Pero, el amago proteccionista de Trump y su posible resultado en una guerra comercial a nivel mundial también tuvo impacto en el valor de capitalización de muchas empresas, así como a algunos de los hombres más ricos del mundo, entre ellos Mark Zuckerberg, el español Amancio Ortega y el mexicano Carlos Slim.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, el co-fundador de Facebook perdió esta semana 3 mil 200 millones de dólares. En tanto, Ortega, dueño de marcas como Zara, perdió 2 mil 400 millones, lo mismo que el empresario de América Móvil.

Pero, no fueron los únicos, de acuerdo con la información, también Larry Page y Sergey Brin, de Alphabet perdieron más de 2 mil millones de dólares.

Esto probablemente tendrá un impacto al interior del círculo político estadounidense, pues se esperaría alguna reacción o presión por parte de los empresarios para que Trump reconsidere su postura y no lleve al país a una guerra comercia que no le convendría a nadie.