Los servicios de streaming gratuitos han encontrado en México una amplia aceptación en la audiencia que busca una manera fácil de acceder a entretenimiento sin desembolsar demasiado dinero. Es un síntoma de la crisis actual en la que muchas familias mexicanas viven debido al coronavirus, que ha dejado una economía desestabilizada.

Mientras Netflix o Amazon se alzan como los gigantes del streaming en popularidad, detrás de ellos hay otras plataformas que manejan los mismos modelos, pero sin cobrar un solo peso a su audiencia. Claro, estos medios viven gracias a la publicad que en ellos se anuncia y que la gente está obligada a ver.

Pese a ello, estas páginas cada vez gozan de mayor aceptación por el hecho de que permiten a la audiencia acceder a contenidos variados sin que se tenga que pagar para consumirlos. Una mezcla que resulta atractiva en tiempos donde la desestabilizad laboral obliga a echar mano de otras opciones.

Las opciones gratuitas

Como lo menciona Expansión, se encuentra el caso de Tubi, un servicio de streaming que llegó a México a través de TV Azteca con un catálogo de 150 películas y materiales adicionales sin ningún costo, los cuales resultan lo suficientemente atractivos para ser consumidos aunque la plataforma tenga anuncios comerciales. Tubi cuenta con grandes socios como Warner Bros., NBC, Universal, MGM, Lionsgate y muchos otros.

Vudu es otra de las opciones con contenido gratuito que han ido ganando cada vez mayor aceptación. Gran parte de su catálogo está en renta o incluso en venta, pero su oferta sin costo le ha reportado un buen número de usuarios.

En el caso de Pluto TV, que llegó apenas en marzo de este año a México, se trata de otro servicio gratuito que funciona como una televisión en línea, ofreciendo una gama muy amplia de productos que se dividen en películas, programas infantiles, estilo de vida y curiosidades.

Filminlatino es otra opción para quienes gustan del cine mexicano, ya que en su canal de contenido gratuito se encuentra un contenido amplio de producciones, documentales y más de corte nacional.

Todas estas opciones también poseen su propia app para ver el contenido desde el celular, lo cual también viene a facilitar su uso y popularidad en un mercado que desea entretenerse y que se adapta a las opciones que le cuestan menos.

¿Cuánto se ahorran los usuarios?

Considerando que el servicio más económico de Netflix es de 139 pesos mensuales, hablamos de que el consumidor de streaming mexicano se ahorra cerca de 2000 mil pesos al año al preferir las opciones donde no requiere de un desembolso. En los tiempos que corren cualquier peso que pueda ser salvado es bienvenido.

No solo Netflix y otros servicios de streaming por paga deben preocuparse ante los servicios gratuitos, también las televisoras están sufriendo al ver que una buena parte de la audiencia se va a lo digital al encontrar mayor calidad y variedad: la consultora Simon-Kucher hizo un estudio en once países en donde los resultados arrojaron que la audiencia está cada vez más interesada en el streaming que en los formatos tradicionales de TV.

“Los que ya aprendieron cómo funciona el streaming dicen que ya no necesitan la televisión lineal”, cuenta Lisa Jäger, experta de medios de comunicación de Simon-Kucher.

Los servicios de streaming gratuitos se van colocando cada vez más con mayor frecuencia, ya sea por decisión propia o por obligación, entre el gusto del público. Y no solo por cuestiones financieras. Igualmente aquellos que desean tener más de una opción están volteando la mirada hacia estas plataformas que se vuelcan como una opción más dentro de la enorme oferta de streaming que existe a nivel mundial y va ganando cada vez mayor terreno.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299