Los principales enemigos del periodismo actual: inmediatez y presión por monetizar contenidos  

Typing on laptop closeup, chatting in Facebook, meeting website. Blogger, journalist writing new article.

Mientras por una parte, las nuevas tecnologías son una gran herramienta para los periodistas en la actualidad, pueden representar también un obstáculo cuando se trata de desarrollar su labor diaria, como consecuencia de “la inmediatez a la hora de informar y la presión por la monetización del contenido” como revela una encuesta de la Agencia de Comunicación Cohn & Wolfe realizada entre profesionales españoles.

Esta investigación sobre cómo viven los periodistas el nuevo escenario tecnológico y en la que han participado 100 periodistas de distintos sectores y medios españoles, muestra como el creciente y rápido avance de la tecnología “obliga a los profesionales a adaptarse a la nueva era de la transformación digital pero, ¿se han puesto los suficientes medios y la formación necesaria al alcance de los periodistas para poder desarrollar adecuadamente su labor?”.

Mientras por un lado, un 54 por ciento de los participantes asegura que la presión es cada vez mayor presión en cuanto a la elaboración de los contenidos y los nuevos formatos (branded content, hipervínculos, etc.), por otro, el 95 por ciento cree que es insuficiente la formación digital que recibe para poder desarrollar su profesión adecuadamente. En este sentido, de esta gran mayoría, un 58 por ciento considera “que los medios no les ofrecen las suficientes herramientas para adaptarse a la nueva narrativa y un 37% afirma formarse por su cuenta.”

Los datos aportados muestra que, más que un problema con las plataformas digitales en sí mismas, los periodistas consideran que se trata del uso que se les da y cómo se gestionan en el marco profesional. “Las principales demandas de los periodistas a la hora de desarrollar mejor y con mayor calidad su trabajo son disponer de más medios y personal en las redacciones, mayor formación y desligarse de la presión de la inmediatez y de la búsqueda de clics.”

Las nuevas tecnologías y su innegable utilidad

Tal como se desprende de esta encuesta, un 85 por ciento de los profesionales de la información, “valora las redes sociales positivamente como un canal más para conectar con sus audiencias.” A lo que se suman otras ventajas como:

  • La facilidad para difundir  y recibir información de utilidad (79%)
  • La oportunidad de nuevo negocio para los medios (56%)
  • La posibilidad al alcance de todos de convertirse en informador (54%) que implica mayor esfuerzo y rigor por parte de los profesionales

“Las exigencias de las nuevas plataformas digitales han supuesto un gran cambio a la hora de comunicarnos, de encontrar y difundir información siendo el sector del periodismo uno de los que más lo ha notado y más se intenta adaptar a las nuevas tecnologías.”

Las amenazas actuales al periodismo

Según se desprende de los datos de este estudio, estas son las principales amenazas mencionadas por los periodistas participantes:

  • Informar rápidamente y sin opción a contrastar y profundizar en la noticia (65%)
  • Rentabilizar la noticia y buscar el clic (58%)
  • Tomar como noticia rumores o bulos difundidos en redes sociales (44%)
  • Sobre-informar a los lectores (30%)
  • Falta de adaptación de los medios a las nuevas tecnologías (22%)

“Así, la inmediatez que exigen las nuevas tecnologías es el mayor enemigo y no juega a favor del periodismo de investigación tradicional. Para el 42% de los periodistas encuestados la premura para mantener informados a los lectores sobre los últimos acontecimientos, prima sobre la calidad de la noticia.”

La rentabilización de los medios digitales, es un factor que condiciona cada vez más la labor que se desempeña en ellos. Un 56 por ciento de los participantes aseguran sentir presión para producir contenidos, que en un considerable porcentaje, viene dados por la búsqueda del clic y la publicidad.

Por último, destaca un 22 por ciento de los periodistas participantes, que los medios aún no se han adaptado de forma adecuada a las nuevas tecnologías (22 por ciento), aun cuando la casi totalidad de ellos definen su modelo de negocio digital y las líneas de futuro.