Los nuevos retos de un verdadero Coach

Por German Rivera
Twitter @GerRiveraG

Hasta hace más de tres décadas el papel que jugaban los gerentes y directores de cualquier área dentro de las organizaciones se limitaba al cumplimiento de objetivos y entregar buenos resultados al consejo de administración o dueños de las organizaciones para que tomaran las mejores decisiones con base en los resultados entregados.

En la actualidad las organizaciones deben tener gerentes y directores que además de ser expertos en sus materias, tengan que generar un valor agregado dentro de las organizaciones a través de su liderazgo y experiencia profesional que puedan transmitir a las nuevas generaciones mediante una técnica llamada Coaching.
Aplicar la técnica del Coacheo no es nueva, pero está de moda y no es más que llevar de la mano a los miembros de tu equipo para poder desarrollar y potenciar todas sus habilidades profesionales para que puedan contar con todos los elementos y herramientas que se necesitan para ser competitivos y así poder contribuir a mejorar el desempeño de la organización.
Pero cuáles son los retos a los que se enfrentarán gerentes y directores en la búsqueda de poder permear sus conocimientos a través del Coacheo a los integrantes de sus equipos:

1. El primer punto al que tienen que enfrentarse gerentes y directores, es el de conseguir un equipo de trabajo donde los intereses personales queden a un lado y donde se pueda potenciar todo ese talento al máximo en pro del equipo. Por lo tanto integrar y aprovechar el talento de su equipo será una misión primordial para el verdadero Coach, pues su liderazgo y manejo de grupo deberá prevalecer para que el equipo se desenvuelva de manera uniforme y así se puedan cumplir las metas establecidas para cada departamento.

2. Otro reto del Coach será el de tener toda la confianza del grupo, pues con un solo miembro que no crea en su líder podría ocasionar una división a posteriori en el equipo de efectos catastróficos, pues eso significará que el Coach no está siendo un buen comunicador y podría venir un fracaso.

3. No todos los gerentes y directores pueden aplicar Coaching, pues el Coacheo es algo natural que traen implícito dentro de su personalidad, que está basado en la experiencia y que voluntariamente lo quieren aplicar al equipo, el Coacheo no se puede aplicar si se le obliga a hacerlo al gerente o al director porque podría resultar contraproducente para la organización, el Coacheo no debe ser a fuerza.

4. Un aspecto importante al que deben enfrentarse los verdaderos Coaches, es el de conocer el desempeño del negocio en todas sus áreas, pues entre más involucrados estén en la operación de la compañía, tendrá claro cuales son las necesidades de inversión en cada departamento o en donde existe oportunidad para eficientar los costos de operación de la organización que seguramente beneficiará la rentabilidad de la misma. Sin embargo esto es muy difícil de lograr pues a veces la gente de los demás departamentos lo verá como un extraño o enemigo que está observando el desempeño de los demás departamentos exclusivamente para tomar acciones disciplinarias sobre ellos, por lo cual el Coach tendrá que ser muy inteligente y audaz para ganarse la confianza de los responsables de las demás áreas que integran a la organización para mejorar el desempeño de la organización.
5. Por supuesto que no debe quedar de lado el tema de la capacitación externa para los miembros del equipo, pero está comprobado que el Coaching mejora en un 88% el desempeño del personal por tan solo un 22% de la capacitación.

6. El Coaching es un proceso que tiene como objetivo ayudar y orientar a las personas de una manera desinteresada, no se puede forzar el proceso porque no dará buenos resultados.

7. El Coach debe convertirse en un verdadero ejemplo para sus pupilos, no puede haber contradicciones entre las acciones que fomenta y las que realiza, pues rápidamente puede perder credibilidad con el grupo.

8. El Coach debe promover valores dentro del grupo y deber ser capaz de generar confianza mutua entre los miembros del equipo, debe existir congruencia entre lo que hace y lo que dice para que sea visto como una persona capaz y con un extraordinario potencial para resolver problemas y enfrentar retos de manera continua.

Por supuesto que no debe ser nada fácil superar los retos que hemos mencionado y a los cuales se enfrentarán gerentes y directores, pero una vez que estos han sido superados, el desempeño de la organización se verá reflejado en mejores resultados, en personal más satisfecho con lo que está logrando, en una mejor rentabilidad para la organización, pero sobre todo en un incremento sustancial en su activo más valioso, que es el humano y máximo generador de resultados en cualquier organización.

Es el momento de dejar atrás los egoísmos y falsas creencias de que estamos invirtiendo tiempo en vano enseñando a personal que podría irse en cualquier momento, debemos cambiar esta forma de pensar y decir que es mucho mejor tener personal con herramientas y aprendizaje adecuado dentro de la organización que será la gente encargada de hacer la diferencia en un futuro no muy lejano.