Los desafíos del new normal y la rentabilidad de las empresas

Quizá como empresas tengamos que invertir mucho tiempo y esfuerzo en aprender de nuevo cosas que se establecieron a lo largo de décadas

La semana pasada hablaba de los desafíos de la nueva normalidad con respecto a la comunicación social del gobierno y de las empresas. Independientemente de los desafíos de comunicación, la experiencia de la pandemia por COVID-19 y su cuarentena ya han modificado la conducta de las personas. Aún, es muy prematuro hablar de cómo se comportarán las personas en un escenario post crisis. Quizá tengamos que invertir mucho tiempo y esfuerzo en aprender de nuevo cosas que se establecieron a lo largo de décadas. 

La rentabilidad de las industrias de viajes, restaurantes, bares, cines y espectáculos ha sido pulida a lo largo de muchos años. En prácticamente todas estas industrias, una buena parte de la rentabilidad viene del uso de espacios compartidos, es decir, está relacionada con la capacidad de atención a muchos clientes, simultáneamente.  Por ejemplo, en restaurantes, es muy común que los modelos de negocios busquen que las mesas disponibles se llenen varias veces por día, a veces, varias veces por turno.  A mayor capacidad y a mayor velocidad en el servicio, el restaurante puede ser más rentable. 

Lo mismo sucede con muchos de los productos de la industria de viajes. Las aerolíneas dependen de tener los aviones lo más llenos que se pueda y de utilizarlos el mayor tiempo posible. Todo esto nos lleva a una reducción de costos de servicio, lo cual impulsa la rentabilidad de muchas de las empresas. No es exagerado decir que muchos de los productos de restaurantes, hoteles y aerolíneas dependen de tener un uso alto de su capacidad instalada. Sin este uso de la capacidad, la rentabilidad es imposible.

Si pensamos, por ejemplo, en restaurantes, específicamente los de comida rápida, la rentabilidad depende mucho del número de comensales atendidos por día y de su ticket medio de compra. Los precios bajos en los productos más populares están en mucho basados en el volumen de ventas. Sin las economías de escala los precios parecen, irremediablemente, destinados a subir.

El escenario parece desolador; décadas de perfeccionar modelos de negocios que están siendo desafiados en unas pocas semanas. En países como Estados Unidos, la industria restaurantera calcula que un tercio de los restaurantes podría cerrar permanentemente,  aún y cuando se empiece el servicio en las próximas semanas.

Sin embargo, deberíamos de aprovechar Las tecnologías actuales para reinventar el “new normal” post pandemia y no ser víctimas de este. Si hoy tenemos Inteligencia Artificial y Big Data, ¿por qué no podemos encontrar una mezcla de productos y servicios que nos lleven a la rentabilidad? ¿Por qué no mezclar servicios de entrega a domicilio con un servicio a mesa que en su conjunto sean rentables?

El desafío es enorme. Los restaurantes vacíos durante la cuarentena pierden mucho dinero en rentas y en inversiones que no retornan ni un peso, sin embargo, debemos de buscar innovar en los modelos de negocio para adaptarnos a la nueva normalidad sin morir en el intento.

La utilización de modelos de analíticos avanzados, sumados a esquemas de Inteligencia Artificial y de Machine Learning, se vuelven más importantes que nunca. Habrá que encontrar rápidamente esquemas que permitan a la industria, por lo menos, buscar algún punto de equilibrio después de las pérdidas por la pandemia y las medidas de distanciamiento social. En algunos países se están implementando esquemas que reducen drásticamente el aforo en restaurantes, cines, bares y lugares de entretenimiento. Esto por sí solo ya representa un gran problema para la operación rentable de dichas industrias.

Está claro que el new normal de las industrias de hospitalidad y viajes implica una transformación forzada y muy rápida y la única forma posible de lograrla es usando Tecnología de Información para reinventar nuestros negocios.

Hay que reinventar nuestra forma de operar para adaptarnos, de manera acelerada, a los desafíos de la nueva normalidad y sobrevivir. 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299