Los datos y las estadísticas, otras víctimas del coronavirus

Los peligros del contacto cercano y las restricciones por el aislamiento derivados del coronavirus comprometen la toma de encuestas para estadísticas oficiales y privadas.

  • En algunos países con la gente confinada se suspendieron las encuestas en terreno, pieza clave para elaborar estadísticas

  • Compromete la fidelidad de los trabajos y el empleo del sector

  • Por el coronavirus ya fallecieron más de 10 mil personas en todo el mundo

Las consultoras que realizan estudios de mercado con encuestas presenciales y los organismos públicos que relevan datos para elaborar estadísticas oficiales están en problemas por la pandemia de coronavirus.

Por un lado, por los temores de contagio a partir de que los trabajadores de campo están en contacto con grandes cantidades de personas (los encuestados).

Por otro, porque las restricciones de movilidad derivadas de las normativas que se han ido disponiendo en todos los países impiden el normal tránsito de los encuestadores.

Un caso es Chile, donde la crisis sanitaria derivada del coronavirus llevó a que entidades como el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica y el Banco Central suspendieran las encuestas en terreno para el levantamiento de datos de los principales indicadores económicos y sociales que cada una de ellas realiza.

Según publica Diario Financiero, “en INE se está trabajando en generar nuevas herramientas de recolección de datos que permitan hacer frente a esta contingencia”.

Por ejemplo, para el Índice de Precios al Consumidor se están realizando entrevistas telefónicas y recolección de precios publicados en páginas web de las tiendas.

Imagen: Bigstock

Esto, si bien ayudará a conformar el índice, no será igual de fiel debido a posibles distorsiones.

Para la tasa de desempleo, por caso, la encuesta se está realizando también vía telefónica.

Asimismo, se explicó desde el organismo oficial chileno que se está desarrollando un formulario web que los encuestados que participan de la medición podrán responder desde sus hogares, guardando el aislamiento dispuesto por el gobierno.

“Estamos evaluando la posibilidad de encuestar a través de métodos no presenciales mientras se mantenga la recomendación de mantener el aislamiento social”, le dijeron a DF desde el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.

En el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica advirtieron que los trabajos en terreno están suspendidos.

Lo que está sucediendo en Chile es algo que tendrá seguramente su correlato en Argentina, donde este viernes se dispuso la cuarentena obligatoria para sus 45 millones de habitantes.

También aplica para países europeos como Italia o España, donde el confinamiento lleva semanas. También California dispuso una medida igual.

Formas de usar los datos analíticos de las redes sociales

Las estadísticas oficiales son una pieza clave en el engranaje de los estados y es vital para la aplicación de políticas públicas efectivas.

Si bien hay métodos electrónicos y telefónicas, las encuestas presenciales son muy importantes en ciertos tipos de relevamientos donde el profesional encuestador toma datos cualitativos que las encuestas online no pueden captar.

Seguramente esto causará distorsiones, un problema más generado por esta pandemia que ha tomado al mundo de sorpresa y va a camino a ser el mayor desastre en mucho tiempo.

Sigue a @PabloPetovel