• Las personas mayores de 60 años de edad abarcan el 9.6 por ciento de la población en México, con 12.2 millones.

  • El Grey Market es un mercado clave y trascendental, además muchos no lo piensan, pero en realidad también son el futuro en diversos países.

  • Lee: Los 5 infalibles para adaptarte rápidamente a un empleo

Primero que nada debemos entender que las personas mayores de 60 años de edad abarcan el 9.6 por ciento de la población en México, con 12.2 millones.

Si bien esta cifra no es para nada despreciable, no resulta tan atractiva como el dominio de los Millennials en las industrias o la Generación Z como el futuro, pero sobre todo las marcas especializadas saben que masivo no siempre es mejor que enfocado.

Esto es, enfocarse en muchos que pagan poco, no siempre es el camino más sencillo a la riqueza. Puede ocurrir que una marca se concentre en el lujo, por ejemplo, para generar mayores ingresos que una compañía que llega hasta el último rincón en el mundo.

De ahí que el Grey Market sea un mercado clave y trascendental, además muchos no lo piensan, pero en realidad también son el futuro en diversos países, pues para 2050 alcanzarán el 24.7 por ciento (Global Age Watch Index 2015).

Además de esta cifra básica sobre el tema, también se debe saber que su tiempo libre impulsa el consumo en todas las industrias, especialmente en aquellas que se concentran en gadgets, por supuesto en viajes porque tienen el tiempo y el dinero para hacerlos; en la educación porque se actualizan constantemente para continuar vigentes y valoran el conocimiento, y en artículos de belleza y moda.

El área de oportunidad con este segmento es amplio. Por ejemplo, en cuestión de salud es indiscutible que los productos en esta industria son básicos para ellos, pero el segmento fitness es el que mejor ha aprovechado la oportunidad generando el interés de mejorar y mantener su salud.

Los smartphones son clave para el segmento, pues la mayoría suele comprar celulares de última generación, aunque muchos no los utilicen al máximo. Este tipo de comportamientos de consumir artículos actuales al precio que sea, son una tendencia que no sólo se puede explotar en cuanto a tecnología, las marcas que logren comprenderlo, serían un éxito en este sentido.