WhatsApp tiene un lugar privilegiado en la preferencia de los usuarios en México, en donde según la encuesta “¿Cómo usan WhatsApp los mexicanos? Estudio 2019”, de Comunicación Política Aplicada, el 17.37 por ciento pasa más de seis horas en promedio en el chat.

Seis horas invertidas en el chat es una enorme cantidad de tiempo, casi una jornada laboral completa. Las aplicaciones de mensajería demuestran su dominio, tanto que los usuarios perdonan sus fallas, lo único que les preocupa es poder chatear.

WhatsApp en smartphone
Foto: Bigstock

Para muestra, WhatsApp ganó 3 millones de seguidores durante el primer trimestre del año, cuando Facebook tuvo una falla mundial, no les importó. Migran de una app a otra, pero no dejan de mensajear, lo único que piden es una opción que les permita continuar con su actividad favorita en el mundo.

Es por ello que cada mes se envían 10 mil millones de mensajes entre personas y empresas sólo en Facebook Messenger, porque en WhatsApp la cifra asciende a 55 mil millones de mensajes todos los días desde sus 1.6 mil millones de usuarios activos. La gente se la pasa ahí.

Esto indica que las principales aplicaciones de mensajería social son WhatsApp, Facebook Messenger y WeChat, que sumados tienen más usuarios que Facebook o YouTube y esto ya es mucho decir, porque el video es el formato de contenido favorito de los usuarios digitales. Así de relevantes son en el mundo y como señalamos al principio de la nota, en países como México.

WhatsApp es la marca líder en el mercado de aplicaciones de mensajería, seguida de Facebook Messenger y WeChat.

Es así como las apps de mensajería han atraído por completo la atención de las marcas. Aeroméxico, por ejemplo, permite hacer check in y obtener pases de abordar desde esa vía, algo impensable anteriormente, cuando existían puntos de venta físicos estratégicos para la venta de boletos, después internet se convirtió en la única vía y ahora desde WhatsApp los usuarios pueden recibir atención.

Algunos bancos también se pusieron en tendencia y atienden a sus clientes por ese medio, en fin, las posibilidades son muchas y las cifras dictan que bien aceptadas. De hecho, el 50 por ciento de las personas dicen que están dispuestas a comprar en una empresa que se comunica por medio de aplicaciones de mensajería; es decir, no le resulta invasivo, le parece mucho más cómodo que le llegue la información ahí, que estar cambiando de app cada que tiene una duda de productos o marcas.

Esta última cifra resulta sorprendente y contraria a lo que muchos pueden pensar, pero ¿cuándo ha sido lógico el consumidor? ¿cuándo deja de sorprender a propios y extraños?

Ventajas aseguradas

Una vez establecido el punto de que las apps de mensajería simplemente son perfectas para las estrategias, es importante señalar algunas de las ventajas que ofertan.

  1. Las cifras demuestran que el alcance es macro y las posibilidades, infinitas.
  2. Permite recuperar clientes potenciales.
  3. Una compañía puede dar apoyo y asistencia al cliente de forma fácil.
  4. Cultivan el contacto con el consumidor y por tanto, ayudan a la resolución de sus problemas.
  5. Entregan información oportuna, lo que indica al usuario que están al pendiente de él.
  6. Aumenta las ventas porque es un medio fácil y decisivo.

Además de estos seis puntos, las apps de mensajería se han convertido en un básico que está en crecimiento, poco a poco con herramientas más orientadas al entretenimiento, al puro estilo de las redes sociales, que reinan en las preferencias del consumidor digital promedio.