Lo que le faltaba a la mercadotecnia: Amazon vende antes de que le compren

Por: Camila González

Twitter:@GFCam

Ya ni siquiera es necesario decidir una compra para tener el producto en las manos. Incluso va a ser suficiente con que el mercado sepa de tu curiosidad o interés por algo, por ejemplo: por el tiempo en el que el mouse de tu computadora pasea sobre ciertas pantallas (de productos, claro), para que seas rotulado de comprador o lo seas de antemano.

Así es, suena de locos pero es cierto. Amazon acaba de patentar un proceso que ha llamado “envío anticipado”, con el cual busca adelantar la venta incluso antes que un consumidor haga clic en la compra del producto. De esta forma, la gigante del comercio online combate uno de sus puntos débiles: los tiempos de entrega, que pueden llevar al cliente a desistir o a pararse de frente a su aparato para visitar una tienda. La gran amenaza.

Qué miedo. No puedo dejar de expresarles mis fobias virtuales y tecnológicas ni puedo esconder mi alma Picapiedra.

Ahora resulta que con que Amazon sepa tu historial de compra, tus gustos y necesidades (¿alguien puede saber realmente nuestras necesidades?), tus comentarios en línea y hasta tu comportamiento en su página, puede hacer una conclusión de qué quieres o necesitas, y sin uno saberlo, ya lo va mandando a la sede de correos más cercana.

¿Y dónde queda uno? ¿Ver o interesarse es de algún modo comprar? ¿No suena un poco atrevido con el consumidor? ¿O la loca soy yo y es más bien una ventaja que Amazon se nos adelante y nos facilite una compra que no hemos hecho aún?

Yo digo que ya no nos queda intimidad ni en los pensamientos que nos llevan a mover el cursor del mouse. Nos reducen a ser animales consumidores, sin más. Punto.

Pero me puedo imaginar a las “personas consumo”, que agradecen este tipo de medidas que les pueden evitar pensar y decidir. Todo queda en manos del mercado. Ya ni un clic tenemos que hacer. Lo cierto es que Amazon previene la posibilidad de que el consumidor rechace el pedido, que ciertamente no ha pedido, y piensa en planes B: dárselo con un gran descuento o hasta regalárselo.

Al final uno se queda con el producto en casa. Amazon va a ganar el juego. ¿Qué opinan?

loading...