Es claro que los últimos días no han sido los mejores para Facebook que vive un problema de relaciones públicas derivado del boicot de anunciantes y las presiones por la postura de la compañía ante los mensajes de odio sus plataformas sociales.

Ciertamente ha sido un gran número de marcas como Starbucks, Coca-Cola, Unilever, Diageo, The North Face, Clorox, Adidas, Ford, Denny’s, Volkswagen, y Microsoft las que han suspendido temporalmente sus inversiones publicitarias.

Pero, más allá de verlo como un problema para el monstruoso negocio publicitario de Facebook, analistas como Kim Davis, director editorial de MarTech Today, en un artículo publicada en Marketing Land, ven esto como un problema de relaciones públicas, uno que merece cambios fundamentales, más que cosméticos, en la política, y parece que el cambio anunciado el martes es uno de ellos.

Priorizará las noticias originales

Ante un contexto como el planteado es que la compañía de Menlo Park dijo que realizó una nueva actualización en su algoritmo de noticias con el objetivo de priorizar la clasificación de los informes de noticias originales. En ese sentido hay algunas características que vale la pena destacar.

Este periodismo requiere tiempo y experiencia y queremos asegurarnos de que esté priorizado en Facebook“, escribieron Campbell Brown, VP Global News Partnerships y Jon Levin, Product Manager en una entra de blog de Facebook.

Por un lado, Facebook señaló que ahora mostrará una nueva forma en la que organiza el contenido en su feed de noticias para destacar las publicaciones de noticias originales por lo que, por el momento, este ajuste solo afectará a las noticias, incluirá contenidos periodísticos como exclusivas, reportajes de investigación, etcétera.

En ese sentido, indicó que analizará las noticias sobre un tema determinado, identificará como originales a las más citadas y las hará aparecer en la parte superior. Y, en cambio, degradará los artículos de noticias sin “autoría transparente”.

Hemos descubierto que los editores que no incluyen esta información a menudo carecen de credibilidad para los lectores y producen contenido con clickbait o granjas de anuncios, todo el contenido nos dice que no quieren verlo en Facebook”, añadieron.

De tal forma y, en consecuencia, también combatirá la difusión de contenidos y vídeos que no tienen el objetivo de informar, sino más bien buscan generar clickbaits para atraer a los usuarios con fines políticos o publicitarios.

Aunque la idea parece buena, vale la pena destacar que Facebook acotó que el cambio no aplica a los artículos de noticias compartidas por conexiones personales como amigos y familiares, solo se aplica a los artículos compartidos por las páginas de los publishers.

¿Buen momento para hacer el cambio?

El ajuste en su algoritmo llega en un contexto en el que Facebook ha sido durante criticada por su posición ante la propagación de contenidos con discursos de odio y de desinformación en sus plataformas.

Para diversas organizaciones, la compañía de Menlo Park y otras redes sociales no hacen lo suficiente para eliminar este tipo de publicaciones, críticas que han aumentado tras la muerte de George Floyd y el resurgimiento del movimiento Black Lives Matter.

Derivado de ello, cientos de empresas han decidido detener los anuncios en Facebook y otras redes sociales, algo que si bien aun no representa un problema para sus ingresos publicitarios, sí se ha convertido en un problema de RP y que ha impactado el valor de capitalización de la empresa, por lo que un ajuste como el del martes puede contribuir a proyectar la imagen de que realmente está haciendo cambios en sus políticas como se comprometió hace algunos días y, con ello, comenzar a revertir el impacto negativo que ya ha sufrido.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299