Los menús físicos en los restaurantes, tal y como los conocíamos, desaparecerán durante los próximos meses o años mientras la pandemia siga formando parte de la nueva realidad. En su lugar nació el uso de los códigos QR, con los cuales los clientes accederán al contenido de los restaurantes a través de sus celulares.

Sin embargo, es probable que haya gente que todavía no esté tan enganchada a esta nueva herramienta (una extraña figura compuesta por recuerdos negros y blancos que parecen un mensaje críptico). Por ello, explicaremos qué son y cómo se usarán en el próximo corto y mediano plazo.

Los códigos QR son una especie de código de barras bidimensional para almacenar datos codificados. Estos datos por lo general sirven como enlace a un sitio web (URL). Medios impresos como folletos, carteles, revistas y ahora menús de restaurantes ya los usan para tener acceso a contenido digital a través del smartphone.

Notas relacionadas:

Restaurantes fast food y las nuevas medidas de sanidad

5 estrategias creativas de restaurantes, en su reapertura tras el COVID-19

No es necesario contar con una app para leer los códigos QR, ya que los equipos ya cuentan con las herramientas necesarias para leerlos a través de la cámara (a menos que cuentes con una versión anterior al Android 9, entonces sí tendrás que recurrir a una App Store para descargar una app para leer códigos QR). Solo debes asegurarte que sea una app confiable que te pida acceso a tu cámara y nada más.

A través de la cámara del dispositivo es como se accede al código QR. Una vez que la cámara ha leído este código de barras se tiene acceso a la carta del restaurante de manera automática. Su uso es muy sencillo, solo es cuestión de usarlo una dos veces para familiarizarse.

Los códigos QR fueron inventados en 1994 por Denso Wave subsidiaria japonesa en el Grupo Toyota. Hoy se les puede ver a menudo en toda marca y servicio, y en esta nueva realidad son uno de los recursos más populares, pues evitan el contacto con los menús y promueven la sana distancia entre las personas.

codigo qr

Se espera que en este nuevo escenario los códigos QR no sean el último paso: algunos restaurantes ya comienzan a adoptar la posibilidad de que los clientes hagan pedidos a través de esta herramienta directamente a la cocina y pagar igualmente a distancia para evitar todo contacto entre público y personal de restaurantes.

Además de ver el contenido de una carta y tener el control total en un lugar de comidas, los códigos QR también permitirán ver ofertas, precios y otros contenidos no solo en restaurantes sino también en hoteles y tiendas de autoservicio. Son una nueva modalidad que hace más dinámica la relación entre una marca y sus clientes.

Asimismo los negocios pueden usarlos para crear promociones y dinámicas que generen vínculos más cercanos con los usuarios. Se recomienda tener una imagen de ellos en algún lugar visible del exterior para que la gente que pase pueda escanearlo y acceder a la información completa del lugar. Será una herramientas ideal para que el público pueda tomar la decisión de regresar en un corto plazo, una vez que ye tenga la información en sus manos. 

De hecho, los códigos QR no son nuevos: su uso viene ya de algunos años pero es en este contexto donde han detonado por completo debido a las necesidades de guardar una distancia saludable entre el público. La nueva realidad obliga a todos a renovar usos y prácticas y echar mano de lo que tiene el potencial de ayudar en tiempos difíciles.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299