Lo que aprendí de los Halcones de Atlanta

Por Abraham Geifman
Twitter: @ageifman
Correo: [email protected]

La experiencia del consumidor definitivamente puede ser más poderosa que el producto mismo. El pasado Domingo 20 de Enero, por suerte o por destino, asistí al partido entre los Halcones de Atlanta y los 49’s de San Francisco, en la final de conferencia nacional de la NFL en el Georgia Done de Atlanta. Por primera vez en su historia los “Falcons” de Atlanta peleaban por el pase al Super Bowl.

No soy gran fan del Futbol Americano, lo que me permitió aislar mi pasión y observar otros aspectos del evento y del lugar. La situación y el momento tuvieron gran relevancia para la ciudad de Atlanta. Se trata de la primera vez en la historia que este equipo aspiraba a llegar al Super Bowl, y su público se percibía satisfecho por dicho logro. La posibilidad de ganar era baja; sin embargo, el ambiente fue excepcional y la experiencia y energía de estar ahí merece un análisis, de lo que podemos aprender de aquí para su aplicación en nuestro contexto. Mis recomendaciones mercadológicas a partir de este “happening” son:

-El significado de un color
Probablemente el 90% de los asistentes al estadio vestían con una camiseta roja, el color del equipo local, ya sea con el Jersey oficial o con alguna otra playera roja. , los asientos del estadio son rojos, y en ciertos momentos del juego soltaron playeras rojas desde la parte superior del domo. Esto no es novedoso ya que en eventos deportivos de nuestro país ocurre algo similar. La diferencia es que los asistentes recibían toallas o playeras con el color adecuado, para asegurar que la totalidad del estadio se viera rojo para presionar al oponente.

-Baja contaminación visual
A diferencia de un estadio mexicano, donde desfila todo tipo de marcas, tanto en camisetas como en publicidad exterior, el Georgia Dome maneja solo un par de marcas de cerveza otras dos marcas en la pantalla gigante. El resto de la decoración es alusiva al equipo y solo al equipo. La limpieza en la comunicación, que se aprecia en la siguiente imagen, contribuye a reforzar la identidad del equipo y su influencia frente al adversario.

-Interacción con el público
En todo momento del evento existió interacción con el público. Los anuncios importantes eran generados por los mismos jugadores dentro de las múltiples pantallas. Una idea interesante que encontré es el “kiss Cam”.  Las cámaras del estadio hacen encuadres dentro de un corazón a diferentes parejas y los invitan a besarse,  la gente aplaude pero además tienen la oportunidad de recibir fotografías de su beso en las pantallas del estadio.

-Contar la historia y reforzar la identidad
El estadio, tanto en la entrada, en sus pasillos y rincones cuenta perfectamente bien la historia del equipo. En la parte superior del domo se aprecian blasones con imágenes de los jugadores legendarios y más importantes en la historia del equipo, algo para mí nunca visto. Cualquier visitante, aficionado o no, puede percibir perfectamente la historia, procedencias y alma del equipo. Este es un gran aprendizaje.

-Hagamos Ruido
Dos pantallas gigantes de alta definición invitaban al público a gritar, a todo pulmón cuando el equipo visitante (los 49ers) se encontraba en alguna ofensiva, esto para generar presión hacia el oponente. Por tratarse de un estadio cerrado, el nivel de ruido era impresionante.

Inclusive, con el uso de un medidor de decibeles, se invitaba al público a gritar más y a no permitir que el equipo visitante realice cómodamente su jugada.

-Nunca perder de vista la jugada
Las pantallas del estadio permitían observar todo el desarrollo del partido, así como las repeticiones de jugadas importantes. El resto de las instalaciones también diseñadas para que el usuario no pierda ningún detalle del evento, inclusive en lugares como el que muestra la foto.

-Respeto a la competencia
Finalmente, y acostumbrado al futbol soccer, donde la pasión por un equipo puede despertar en algunas personas el instinto mas animal e irracional, me sorprendió el nivel de civismo con el cual se comportó la afición ante el rival, a pesar de haber perdido en casa. La fotografía muestra un foro de prensa con la afición de los 49’s al terminar el partido.

Este narrativo fotográfico pretende trasladar lo que representan buenas prácticas competitivas en el deporte, que nos enseñan ciertas lecciones de negocios, en un entorno competitivo cada vez más feroz y rudo, pero altamente estratégico, como es el futbol americano

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299