El tema de reputación corporativa y reputación de marca sigue ganando relevancia en el mundo empresarial y de negocios. Dar la importancia debida a esta área puede marcar la diferencia entre contener un impacto o sufrir una crisis.

México es un mercado que no escapa de esta tendencia y, en ese contexto, Llorente & Cuenca anunció a Pilar Torres como directora del área de Crisis en México, como parte de su estrategia de crecimiento en el país.

Con amplia trayectoria en el en el área, Pilar Torres tiene gran experiencia en la gestión de proyectos importantes de manejo de crisis, comunicación corporativa y comunicación interna.

Al respecto, Rogelio Blanco y Juan Arteaga, directores Generales de Llorente & Cuenca en México destacaron la apuesta de la agencia “por trabajar con el mejor talento del mercado, muestra de ello es la incorporación de Pilar”.

“Estamos seguros que sumamos al equipo a una acreditada profesional que, con su expertise y pasión por el mundo de la comunicación, traerá a la Firma grandes éxitos y a los clientes, soluciones de valor”, añadieron.

Antes de su llegada a Llorente & Cuenca, Pilar Torres ha colaborado en renombradas agencias del sector, así como en ONGs como El Caracol A.C. y el Consejo de la Comunicación A.C., Grupo Modelo y Zona MACO.

Pilar Torres 2-Directora del área de Crisis-Llorente & Cuenca México
Pilar Torres, directora del área de Crisis-Llorente & Cuenca México

“Me siento muy entusiasmada de incorporarme a Llorente & Cuenca, su reputación y el trabajo que ha realizado en distintas partes del mundo es un referente para quienes hacemos comunicación”, destacó la especialista tras su nombramiento.

Con esta incorporación Llorente & Cuenca fortalecerá su oferta de soluciones enfocadas en manejo de crisis, comunicación corporativa y comunicación interna.

Esto es de suma importancia si tenemos presente que, en tiempos del consumidor empoderado, no hay crisis de imagen que pueda tomarse a la ligera o ser vista como una situación menor.

De hecho, recuperarse de una crisis cuesta a las marcas 20 veces más que lo que suponía este proceso durante el año 2000. Así lo refiere un reporte entregado por The Wall Street Journal, mismo que atiende algunos ejemplos puntales al respecto que ejemplifican el fenómeno.