Las razones por las que los consumidores aman a una marca

En el mundo de la mercadotecnia existe un concepto que muchas marcas y empresas aspiran conseguir por lo que representa, se trata del de “lovemark”, que en pocas palabras hace referencia a las marcas que han logrado posicionarse en su público por medio de su corazón. El que los consumidores vayan más haya de la lealtad y amen a una marca representa todo un logro que muy pocas firmas logran conseguir.

De acuerdo con Kevin Roberts, antiguo CEO de la agencia Saatchi & Saatchi, y a quien se atribuye el concepto de las “lovemarks”, existen diversos elementos que pueden ayudar a una marca a convertirse, como tener claros la misión, visión y valores, estar centrados en un nicho, trabajar con las emociones, crear experiencias o transmitir un valor diferencial. No obstante, además de las prácticas recomendadas, puede que para las distintas compañías resulte importante saber qué es lo que las hace que los consumidores se enamoren de ellas.

Es por lo anterior que en la gráfica de este día destacamos los aspectos clave que motivan a los consumidores que dicen amar a las marcas. Según datos de una encuesta realizada en la región Norteamérica por la firma Upland Localytics, existen al menos 4 aspectos que llevan al consumidor a decir que está enamorado de una marca.

El primero de ellos es el hecho de que la marca o empresa tiene la capacidad de hacer que su vida del consumidor se vuelva más cómoda, más conveniente o más entretenida; en segundo lugar se encuentra la capacidad de las marcas para llenar la visión interna que tienen los consumidores de sí mismos; posteriormente, el tercer aspecto que hace que el consumidor ame a una marca es el que esta le evoque sentimientos positivos.

Finalmente, las marcas que entienden al consumidor como persona también tienen la capacidad de lograr que estos conviertan su lealtad en amor.

Para las marcas, el poder generar estos elementos, además de las buenas prácticas mencionadas, resulta en una buena combinación para ganarse el corazón de los consumidores.