Las polémicas de Donald Trump no terminan: ahora llama hipócrita a la actual Miss Universo

Internacional.- Donald Trump reconoció este fin de semana que sus posturas y comentarios en torno a los mexicanos están afectando sus negocios, aunque le hacen ganar simpatías de los republicanos. Pero parece que las pérdidas debido a acuerdos comerciales no le importan y este domingo amaneció “bravo” en Twitter donde llamó hipócrita a Paulina Vega, actual Miss Universo.

Notas relacionadas:
Donald Trump reconoce que la campaña política está dañando su marca
Fabricantes de cerveza Donald Trump le cambian de nombre por uno más “adecuado”
Qué ironía: prendas de marca Donald Trump son hechas en México

 

El branding de Donald Trump va a la baja en los sectores liberales de Estados Unidos y en Latinoamérica es ya un villano favorito. Pero en las encuestas entre los miembros del Partido Republicano es un serio aspirante a obtener la candidatura por la presidencia de Estados Unidos. Trump reconoció el sábado que decir que los mexicanos son asesinos y violadores le ha costado en sus negocios, pero no ha dejado de crear polémica en medios tradicionales e internet.

La actual Miss Universo, la colombiana Paulina Vega, se sumó a las críticas hacia Donald Trump por su postura frente a los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos, pero Vega aseguró que no dejará la corona del certamen propiedad de Trump. Al magnate no le pareció congruente el comentario de la reina de belleza y arremetió contra ella con un tweet la madrugada del domingo.

 

 

En la arena política, los contrincantes republicanos de Trump, Jeb Bush y Marco Rubio se deslindaron de los comentarios del millonario. Bush, cuya esposa es mexicana, dijo estar absoluta y personalmente ofendido por las declaraciones incendiarias de Donald. de acuerdo con un reporte del New York Times. Por su parte Marco Rubio señaló que lo que dice Trump es “ofensivo e inexacto”, mientras que uno de los precandidatos que sí apoya a Trump es el conservador Ted Cruz.

 

Imagen: Twitter, Donald Trump.