Las nuevas etiquetas “boys&girls” con que las tiendas de ropa están cambiando al retail

Los ingresos del mercado de retail en 2013 llevó a cadenas como Carter’s a colocarse al frente de este mercado con mil 900 millones de dólares, esto de acuerdo con Modaes.es.

El mercado de retail se reinventa de manera dramática, como una forma de lograr mayor empatía ante el consumidor, en una apuesta que ha sido buscada por marcas como Dove, que ha ajustado sus campañas publicitarias ante la realidad del consumidor.

En medio de este enorme segmento, nos encontramos con una transformación de la industria que está siendo atestiguada por las redes sociales, a partir de la experiencia que comienzan a tener en el mercado los nuevos consumidores.

Para los nuevos consumidores, que cuentan con un perfil totalmente distinto, la apuesta está en las marcas que les ofrecen experiencias, tal como ha ocurrido con la cadena de tiendas John Lewis ubicada en Reino Unido, como una acción en contra de los estereotipos.

Los estereotipos en el mercado de retail han sido un gran pendiente dentro de este mercado, debido a que se han establecido como una acción que determina la posibilidad de las marcas de adecuarse al mercado desde nuevas ópticas como las de crecer en proporción con el fenómeno de las audiencias.

El mercado de moda encontró en Estados Unidos uno de sus segmentos más fértiles, no solo por el hecho de que se trata de uno de los mercados con más altos niveles de consumo, sino porque este país registra entre otros fenómenos, el de la migración a plataformas online.

Tan solo basta con ver cifras de Forrester Research, para descubrir que en 2016, más del 60 por ciento de las ventas de apparel retail estuvieron influenciadas por sitios web, mientras que otro 14 por ciento fueron compras que se llevaron a cabo de manera completamente online.

Las acciones que emprende el mercado de moda forman parte de estándares que han llevado al mercado a comprender al consumidor a partir de momentos, métricas que expresa en internet a través de su interacción social, la capacidad de compra con que cuentan diversos segmentos de meracdo y la manera en que online determina en mucho, el éxito de las estrategias comerciales con que cuentan las marcas.