La brillante estrategia de comunicación de las memorias de Michelle Obama

Las confesiones de Michelle Obama en su libro la vuelven a ubicar en el centro de la escena. Se presenta el martes, pero antes hay una entrevista en ABC que contiene los adelantos. Habla de Trump, del primer beso con Obama y de la fecundación in vitro por la que nacieron sus hijas. Trump ya respondió.

Michelle Obama siempre supo cómo generar interés propio a pesar de que la fuerte atracción de su esposo podría haber opacado su imagen.

No por nada, cada vez que se menciona a posibles candidatos demócratas para 2021, su nombre vuelve a aparecer en los medios.

La ex primera dama escribió sus memorias y la estrategia de presentación, como no podía ser de otra manera para una figura de su talla, es meticulosa.

El libro será presentado el martes, justo una semana después de las elecciones de término medio en los Estados Unidos que dejaron un sabor agridulce para ambos partidos: los demócratas ganaron la Cámara baja, pero no pudieron mostrar que existe una “ola azul”; los republicanos consolidaron su lado de la grieta, pero no sumaron nuevos adherentes y no podrán aprobar leyes tan fácilmente.

En ese escenario convulsionado políticamente, el libro de Michelle Obama tendrá por demás interés.

Como para generar mayor tensión, dos días antes de salir a la venta, el domingo 11 de noviembre, la cadena ABC publicará una extensa entrevista en un horario especial. Allí, la ex primera dama se muestra sincera con la presentadora de Good Morning America, Robin Roberts.

¿Cómo sabemos eso? Porque ahora, dos días antes, este viernes 9, la cadena publicó un “trailer” con los puntos más salientes de la entrevista. Allí se puede ver a Michelle recordando el dolor y el aislamiento que soportó después de sufrir un aborto involuntario hace casi 20 años.

“Me sentí perdida y sola, y sentí que había fallado”, dice en el adelanto del especial que se llamará “Becoming Michelle: A First Lady’s Journey con Robin Roberts”, y donde habla de los temas que explora en su libro Becoming.

En ese momento, Michelle, que tenía 34 años, y el ex presidente, de 37, intentaban y no podían formar una familia. Finalmente, recurrieron a la fertilización in vitro para concebir a las hijas de la pareja, Malia, de 20 años, y Sasha, de 17.

En la entrevista, y reflexionando sobre esto ahora, Obama dice que le gustaría haber sabido que otras mujeres también habían sufrido abortos involuntarios, una lección que la hubiera ayudado a eliminar la vergüenza que ella soportó en ese momento. Ahora espera que al compartir su historia, otras mujeres no sientan el mismo aislamiento.

Sobre Barack

En el adelanto de ABC se advierte que habla de su relación con el ex presidente, incluidos sus años de noviazgo. La pareja se conoció cuando ambos trabajaban en el mismo bufete de abogados de Chicago. La atracción fue inmediata.

“Tan pronto como me permití sentir algo por Barack, los sentimientos se apresuraron: una explosión de lujuria, gratitud, satisfacción, maravilla”, escribe en Becoming, según ABC News.

“No lo perdonaré”

En las más de 400 páginas que tiene el libro, Michelle deja en claro su aversión a Donald Trump. “Nunca lo perdonaré”, escribió. Habla del daño que dice que Trump le causó a su familia al propagar los rumores sobre la legitimidad de la presidencia de Barack Obama basado en que el expresidente no había nacido en Estados Unidos, sino en África.

“¿Qué hubiera pasado si alguien mentalmente no muy estable hubiera conducido hasta Washington con un arma cargada? ¿Qué hubiera sucedido si esa persona hubiera ido por nuestras hijas”, se pregunta la ex primera dama. “Donald Trump, con sus insensatas insinuaciones estaba poniendo a mi familia en peligro. Y por eso, nunca lo perdonaré”.

Trump ya le respondió

Este viernes, apenas conocido el adelanto de la entrevista, el presidente de los Estados Unidos dijo: “Le pagaron mucho dinero por escribir un libro y seguramente espera generar una pequeña controversia”.

Fiel a su estilo, decidió seguir el juego. “Te devolveré una pequeña controversia, nunca perdonaré (al presidente Barack Obama) lo que le hizo a nuestro ejército estadounidense. Yo tuve que arreglarlo”, dijo Trump. “Lo que le hizo a nuestro ejército hizo que este país fuera muy peligroso para todos”, agregró.

Por supuesto, y como dijo Trump, todo generó más controversia y, potenciado en las redes sociales, impulsará el rating del show del domingo.

Eso, a su vez, disparará con seguridad las ventas del libro que se pondrá a la venta el martes en todo Estados Unidos.