Las acciones de Tesla podrían valer migajas: sólo US$ 10 (en el peor de los casos)

Las acciones de Tesla han entrado en una espiral descendente que las llevó a cotizar por debajo de los US$ 200 por primera vez desde 2016. Morgan Stanley dio un informe lapidario y no descarta que se derrumben a sólo US$ 10. Otras consultoras coinciden.

Tesla
Autos marca TeslaI varados en Union Pacific Railroad. Imagen de @megangale
  • Morgan Stanley redujo drásticamente su pronóstico para las acciones de Tesla.

  • Dice que, en el peor de los casos, valdrían sólo US$ 10 (este martes cotizan a US$ 205).

  • Cita preocupaciones por la deuda, las ventas en China y la exposición geopolítica de la compañía.

Mogan Stanley, que actualmente tiene un precio objetivo para Tesla de US$ 230 dólares por acción, advirtió en un informe de este martes que, en el peor de sus escenarios, no descarta recortar las previsiones hasta los US$ 10 por acción.

El duro análisis cita preocupaciones por el aumento de la carga de la deuda y la exposición geopolítica de la compañía.

En particular, los analistas de Morgan Stanley dicen que la reducción se debe al problema en torno a la caída de la demanda china de productos Tesla.

“Entendemos que Tesla no alcanzará nuestra actual previsión de volumen de ventas en China (caerá hasta la mitad) por una situación comercial altamente volátil en la región, particularmente en áreas de tecnología. Creemos que hay un alto y creciente riesgo de tensión gubernamental y regulatoria”, dice el análisis de la compañía firmado por Adam Jonas.

Morgan Stanley espera que la compañía venda un promedio anual de 165.000 unidades en China entre 2020 y 2024.

“Creemos que a medida que disminuye el precio de las acciones de Tesla, aumenta la probabilidad de que la compañía busque alternativas de socios estratégicos tanto industriales como financieros”, dice la nota, como dato positivo. Casi el único.

“Sobre la base de nuestras conversaciones con compañías automotrices, proveedores y empresas de tecnología, el valor estratégico y la competencia técnica de Tesla en hardware y software siguen siendo extremadamente altos”, agrega.

Los últimos incendios de carros en estacionamientos también aumentan los problemas. Captura de video.

“La demanda está en el corazón del problema”, dicen los analistas. “Tesla ha crecido demasiado en relación con las pretensiones de compra a corto plazo, sumando gran presión”.

Las salidas de algunos ejecutivos clave, los recortes de precios, los esfuerzos “extraordinarios” de reducción de costos “se suman a la descripción de una compañía que se enfrenta a un estrés potencial real”, añaden los analistas del banco de inversión estadounidense, según Bloomberg.

“Tarea hercúlea”

Tesla entregó apenas 63.000 autos en el primer trimestre de 2019. “Alcanzar el objetivo para todo el año será una tarea hercúlea”, había dicho el fin de semana otro analista, Dan Ives, en este caso de Wedbush Securities.

La idea es que Tesla impulsara su demanda al expandirse agresivamente por China (allí la estrategia de mercadotecnia es ofrecer vehículos utilitarios de menor precio y flotas para empresas), pero las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la aparición casi diaria de nuevos competidores ponen en riesgo todo.

Las acciones de Tesla cayeron hasta los US$ 200 este lunes después de que Wedbush redujera su precio objetivo de US$ 275 a US$ 230. Citó otra causa más que preocupa a los accionistas: el impacto potencial de las distracciones de Elon Musk en los “proyectos de ciencia ficción”, publicó CNBC.

Tesla está construyendo una planta en China para fabricar algunos modelos allí. Foto: Twitter de Elon Musk.

Las acciones cerraron 2,7% abajo el lunes y este martes cayeron 5% más.

Además de Morgan Stanley y Wedbush, la firma de servicios financieros Baird también recortó sus estimaciones de Tesla este martes: de US$ 340 de US$ 400 por acción.

Rowe Price, quien fuera uno de los mayores inversores de Tesla, vendió alrededor del 81% de sus tenencias en los primeros tres meses de 2019.