La última idea de mercadotecnia de Ikea: comprar viento

Ikea compró una importante participación en un gigantesco parque eólico marino de Alemania. Es parte de su estrategia de mercadotecnia en materia de sostenibilidad.

Ikea, la tienda de muebles más grande del mundo, avanza en sus intenciones de dejar la menor huella de carbono posible en sus actividades.

La última novedad en ese sentido es que Ingka Group, el propietario de la mayoría de las tiendas Ikea, dio a conocer que adquirió una participación del 25% en el segundo parque eólico marino más grande de Alemania como parte de su estrategia para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

El minorista de muebles pagó más de 200 millones de euros (unos US$ 226 millones) por una participación en el parque Veja Mate, que tiene una capacidad de generación de 402 megavatios (MW).

Veja Mate, en Alemania. Imagen: renewablesnow.com

“Con esta participación, damos otro paso hacia nuestro objetivo para 2020 sobre la producción de energía renovable que exceda nuestro consumo de energía”, dijo Ingka Group en un comunicado.

La idea de la marca es generar de forma sostenible más energía de la que utiliza para hacer funcionar sus tiendas globales.

El próximo paso será lograr lo mismo, pero contemplando también el gasto energético en la fabricación de los productos que comercializa en sus puntos de venta.

La adquisición fue parte de un acuerdo en el que un consorcio, que también incluye a Commerz Real, WPD Invest y KGAL Group, compró el 80% de la granja eólica a un grupo liderado por Siemens.

La adquisición es la segunda mayor inversión de Ingka en energía eólica. El grupo posee 367 tiendas Ikea en 30 mercados diferentes alrededor del globo.

Estrategia de marketing a dos puntas

Ikea está en pleno proceso de expansión a través de dos estrategias de mercadotecnia. O, en realidad, una sola dividida en dos.

Por un lado, en los mercados emergentes, está abriendo tiendas cada vez más grandes. India es uno de los países en los que desembarcó en 2018 y anunció que el año que viene inaugurará su punto de venta más extenso en Manila, Filipinas.

Ikea
tienda de Ikea en Asia

Será del doble del tamaño de una tienda de Ikea estándar, dijo el gigante de muebles. También dijo que incluirá un almacén para el negocio de comercio electrónico en ese país.

Además, abrió otra en Letonia y anunció planes para llegar a Ucrania este año. Y no termina allí: tiene la idea de desembarcar en México, y “pronto”, según dijo la marca, en tres países de Sudamérica: Chile, Colombia y Perú.

Las tiendas a la gente, y no al revés

En paralelo, en las grandes ciudades de los países desarrollados, avanza en la apertura de puntos de venta small. Así es, el grupo Ingka anunció en 2018 que construiría 30 tiendas más pequeñas en las principales ciudades del mundo en los próximos años.

Las nuevas tiendas, como una en Manhattan y otra en París, estarán dirigidas especialmente a citadinos que buscan formas de maximizar el espacio en sus apartamentos.

Llevar la tienda hasta donde vive la gente, y no esperar que las personas se trasladen kilómetros para ir a comprar, es el razonamiento de Ikea para el mundo más desarrollado y con más poder adquisitivo.