La transgresión como discurso creativo en el marketing 

Marcha Ni Una Mas
Imagen de Twitter
  • Por  transgresión entendamos los actos y acciones que rompen con paradigmas y reglas establecidas.

  • En los mensajes publicitarios ha podido aprovecharse este espíritu de transgresión el cual se puede encontrar en todos lados.

  • Tiene que existir la capacidad para saber tomar causas verdaderas y ofrecer una postura lo suficientemente moderada para las marcas.

En México existe una efervescencia social que ha provocado actos de descontento generalizado por causa de violencia sexual y física, desapariciones, feminicidios y otros homicidios que se han perpetrado contra mujeres, niñas, niños, integrantes de la diversidad sexual, periodistas e integrantes de la sociedad civil y ello pone en el tema de discusión el valor que un discurso transgresor tiene en la generación de mensajes, entre ellos, lo que utilizan las marcas y la publicidad.

Por transgresión entendamos los actos y acciones que rompen con paradigmas y reglas establecidas. La transgresión se llega a convertir en un instrumento necesario que impulsa el cambio social y lleva a las comunidades organizadas a alcanzar beneficios colectivos y alcanzar otras victorias  sociales, por eso sus actos se convierten, con el paso del tiempo, en hechos históricos que inspiran a las mayorías y a su espíritu.

En los mensajes publicitarios ha podido aprovecharse este espíritu de transgresión el cual se puede encontrar en todos lados. La labor del marketing únicamente ha consistido en saber capitalizarla en la generación de mensajes y otros aspectos de producción creativa.

Existen sin embargo, malos intentos de integrar el tema de la transgresión en la publicidad, como un anuncio que Pepsi presentó en 2017 y que muestra a la socialité Kendall Jenner en un acto que más bien frivoliza a la protesta social.

 

Gran parte de la responsabilidad de las marcas y los mensajes que generan consiste producir ideas que sepan conectar con honestidad con las causas sociales y que sepan aprovechar de manera inteligente el discurso trangresor.

A decir del videasta y fotógrafo Luis Oscar Ríos “existen situaciones transgresoras que a todos como individuos nos toca enfrentar día con día, como la violencia y la contaminación, el trabajo a veces consiste en salir a fotografiar y otras veces hay que dedicar muchas horas a la edición digital de imágenes y video”.

Son estos elementos que se capturan, junto con las causas sociales profundas, las que se deben buscar para producir mensajes que integran a las marcas con las ruptura de paradigmas.

En esta tarea, la labor artística siempre se hace presente y lo ha hecho a lo largo de la historia. Pensemos, por ejemplo, en las piezas del muralista mexicano David Alfaro Siqueiros.

Integrar un discurso transgresor requiere planeación y saber escribir un discurso convincente y enfocado a las causas tanto sociales como de marca, también hacer bocetos, mapas de imágenes y llevar a cabo todo el proceso de producción.

Desde luego, también tiene que existir la capacidad para saber tomar causas verdaderas y ofrecer una postura lo suficientemente moderada para no afectar algún tipo de interés que sea crucial para la marca o cliente.

Se trata de imtegrar un discurso social que sepa integrarse a las necesidades de las arcas, sus productos y servicios, así como también instituciones, organismos y marcas personales.