La redención de Michael Vick (Parte 3)

test script image

Por Daniel López Casarín
Correo: [email protected]
Twitter: @daloca20

El hombre, el jugador, el nombre y la marca Michael Vick volvían al plano no solamente nacional sino internacional del mundo deportivo y, por supuesto, al del Sports Marketing.

Vick había logrado lo imposible, resurgir de las cenizas de tal forma que ahora la marca Michael Vick tiene una mayor plusvalía y aceptación mundial a la que en su momento tuvo.

Tan impactante ha sido el regreso de Michael Vick, que el QB de las Eagles sentó un precedente dentro del mundo del Sports Marketing; algo que ningún atleta mundial del que se tenga registro alguno o por lo menos de forma inequívoca de un jugador de fútbol americano profesional, al conquistar nuevamente el universo de las marcas y los patrocinadores.

Así como en 2007 Nike rompió toda relación con Michael Vick a lo que siguieron el resto de las marcas que lo patrocinaban, en este 2011 nuevamente el gigante deportivo lideró el orbe mercadológico al retomar al QB de Philadelphia, trazando una nueva estrategia comercial, pues además del resurgimiento deportivo y exitoso de Vick, Nike recurre al sentimentalismo, a las pasiones humanas y al perdón que los propios fans le otorgaron al jugador que aceptó y condenó sus graves errores.

Derek Kent, portavoz de Nike, declaró “Michael reconoce sus errores pasados”, “No condonamos dichas acciones pero apoyamos los cambios positivos que ha hecho para ser mejor fuera de la cancha”.

La relación comercial de Vick con Nike fue paulatina y precavida. A través de encuestas y mediciones, Nike iba decidiendo como actuar con el QB que comenzaba a recibir nuevamente el cariño de los aficionados.

Primero fue por medio de productos oficiales de manera gratuita para el QB, sin hacer ningún anuncio o promoción de esto, después con invitaciones a eventos deportivos y campos de entrenamiento para juveniles. Hasta que la marca de la palomita decidió que era momento exacto para comunicar el segundo acuerdo laboral entre Vick y Nike. La fecha seleccionada, por Nike fue idílica, el 4 de julio de 2011, “Independence Day” -el Día de la Independencia de Estados Unidos-. Apelando y mostrando la redención, la lucha, el coraje, el valor y el patriotismo de Nike y por supuesto de Vick, se daba el anuncio del nuevo contrato por cuatro años; sin embargo, no se dieron a conocer los montos financieros del acuerdo.

De Nike siguieron Bombo Sports & Entertainment para filmar un documental autobiográfico. Aunado a esto, se encuentran los contratos firmados con Unequal Technologies por dos años y Core Synergy.

El jersey con el número siete de las Eagles portado por Michael Vick ha sido el sexto más popular en términos de ventas desde 2010. De acuerdo con la última votación para la portada del máximo videojuego en ventas de fútbol americano, el Madden, Vick terminó en segundo lugar de toda la liga, solo por detrás del jugador de los Browns Peyton Hillis.

Con estos números es innegable que Michael Vick luego de hundirse en el abismo del odio y el despreció, resurgió con más fuerza y presencia que nunca.