La Realidad virtual ayudó a salvar la vida de un bebé

Color shot of a young woman looking through a cardboard a device with which one can experience virtual reality on a mobile phone.

La realidad virtual es algo que promete cambiar la forma en la que consumimos contenidos, sin embargo, también plantea una pequeña revolución en ciertas áreas de conocimiento específico, como la medicina, y ahora se ha dado a conocer uno de los primeros casos en que esta tecnología ayudó a salvar una vida.

En potencia, la realidad virtual permite generar experiencias completamente inmersivas, lo cual abre la posibilidad de, por ejemplo, vender experiencias como concierto, pero también puede ayudar a crear experiencias inmersivas de entrenamiento para médicos y otro tipo de profesionales.

Teegan Lexcen es una niña que nació con un solo pulmón y con el corazón mal ubicado, por lo que un grupo de médicos del Nicklaus Children’s Hospital dirigido por Redmond Burk decidieron construir un modelo virtual del cuerpo de Teegan para planear lo que sería una compleja cirugía que nadie se atrevía a realizar.

Gracias a la experiencia inmersiva, para la cual utilizaron lentes Google Cardboard, los doctores pudieron experimentar y planear la cirugía con la que finalmente lograron reparar el corazón de la bebé Lexcen.

Dispositivos como Cardboard de Google o el Samsung Gear VR ya se encuentran disponibles en el mercado, y otras marcas como Oculus Rift llegarán durante el próximo año, por lo que las posibilidades de la realidad virtual están aún por explotarse.