La realidad aumentada

Por Guillermo Pérezbolde
@gpbolde

En el 2002 una película de Hollywood llamada Minority Report, vino a emocionar al público con sus efectos visuales y escenas de acción, pero lo que realmente llamó la atención de la gente fue la aparición de una computadora futurista manipulada por Tom Cruise, que no utilizaba teclado, mouse o cualquier otro dispositivo de entrada como los que conocemos actualmente, y para manipularla se requería únicamente colocar las manos sobre paneles transparentes que proyectaban imágenes holográficas.

Esta es la escena de la película con Tom Cruise utilizando la computadora:

En aquel entonces todo esto parecía ficción y no se veía cerca el que un dispositivo pudiera funcionar de esa manera, afortunadamente el día de hoy podemos decir que la realidad aumentada es toda una realidad, pero lo mejor de esto es que está a disposición de casi cualquiera or medio de distintos dispositivos.

Antes de pasar a los ejemplos de AR o Augmented Reality como se le llama en inglés, valdría la pena definir lo que es. Aunque existen un par de definiciones y se empezó a hablar del tema en 1992 en Boeing, yo me quedo con la descripción que propuso Ronald Azuma en 1997, donde define a la Realidad Aumentada como la mezcla del mundo real con el mundo virtual, interactuando entre sí en un entorno en 3D.

El entretenimiento ha sido uno de los escaparates más importantes que ha tenido el AR, con ejemplos muy a la vista como el Wii de Nintendo y recientemente Kinect de Xbox y el Move de Playstation, en donde el usuario interactúa en un entorno en 3D con el video juego y la consola, al grado de convertirse en un control remoto para la misma.

Otro ejemplo que tiene más de 30 años impresionando al público es el juego de la mansión embrujada en los parques de Disney, en donde los valientes que entran a esta atracción, suben a un carrito para dos personas y en una parte del recorrido se puede ver en un espejo a un fantasma sentado entre los dos pasajeros, causando asombro por lo bien logrado del efecto.

La realidad aumentada no solo puede servir para divertir, también hay aplicaciones muy útiles en la industria que pueden mejorar las habilidades de un obrero al operar una maquina, o en el caso de un taller mecánico, el AR puede ayudar a encontrar fallas en el motor sin necesidad de ser un experto, como sucede con el siguiente video.

En marketing hay algunos ejemplos impresionantes que vale la pena observar y estudiar, ya que pueden ser una gran herramienta para una campaña exitosa fuera de lo común. Uno de estos ejemplos es el que realizó Total Immersion para la promoción de la película animada Coraline en donde a través de espejos colocados en aparadores en la calle, cuando la gente se veía reflejada en ellos, la imagen cambiaba para mostrarlos como un personaje de la película.

Ahora bien, si queremos experimentar la realidad aumentada en la palma de nuestra mano, existen algunas apps para smartphones que pueden servir como ejemplo.

Una de mis favoritas para iPhone es AcrossAir con la que por medio de la cámara y el GPS inerno, se puede ver el lugar en donde estamos y al girar el teléfono van apareciendo los establecimientos que hay en el lugar, por ejemplo con Acrossair puedo encontrar restaurantes, gasolineras, baños, farmacias, cines, etc.

Otra App interesante para iPhone y Android es Layar con la que podemos también buscar establecimientos cercanos al lugar donde nos encontramos.
Otro de mis favoritos que considero una gran herramienta de investigación e incluso para diversión es Goggles de Google. Con esta App podemos tomarle una foto a la portada de un libro, a la etiqueta de un vino, a una pintura, incluso a un monumento, y después de unos segundos de análisis la aplicación nos dice a qué le tomamos la foto y nos trae toda la información disponible en Google sobre el mismo. Esta App es tan poderosa que incluso si le tomamos una foto a un texto, en segundos escanea, convierte a texto y nos traduce al idioma que queramos.

Como conclusión, creo que es importante darnos cuenta del momento tecnológico que estamos viviendo, en donde lo que hace décadas era ciencia ficción, hoy lo estamos viviendo como parte de nuestra vida.

El reto ya no es la tecnología, ahora es qué vamos a hacer con ella, y la creatividad es la respuesta.

loading...