¿Por qué la publicidad de su programa de TV metió en problemas a Jaime Maussan?

Jaime Maussan enfrentó a las autoridades mexicanas encargadas de regular publicidad, luego de que las marcas que anunciaba, no pagaban los permisos por determinados productos, razón por la cual se le pidió que eliminara ciertos mensajes pautados.

Lo anterior trascendió el pasado 14 de febrero cuando en una nota publicada por Reforma, el popular conductor de televisión, acusó a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de limitar su libertad de expresión.

Parte de los detalles que Maussan reveló en esa ocasión, es que la Cofepris le había pedido un permiso sanitario para anunciar determinados productos.

A decir del conductor, la prohibición para anunciar productos como el tepezcohuite, representaba una decisión delicada por tratarse de un elemento de la olvidada farmacopea mexicana.

Maussan advirtió en su momento que buscaría ampararse para continuar anunciando estos productos, con el compromiso de mostrar un argumento científico sobre su uso.

Tras el incidente que fue revelado por el periodista a un periódico nacional, una imagen publicada por el comisionado federal de la Cofepris, J. Sánchez y Tépoz, donde aparece junto a Maussan, reveló la reunión que ambos mantuvieron donde se concluyó la revisión y cumplimiento de la normatividad sanitaria, para con base en esta corregir la publicidad de los productos, basándolos en fundamentos técnicos.

En medio de la polémica, es importante recordar el papel de Maussan dentro del mercado publicitario, donde ha colaborado con plataformas como Netflix, para promocionar series como la popular Stranger Things:

Cifras reveladas por el propio Maussan advierten que su programa Tercer Milenio cuenta con una audiencia de un millón de televidentes a la semana:

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.