La peculiar campaña de crowdfunding para comprar Twitter y bloquear la cuenta de Donald Trump

Imagen: Twitter/@ValeriePlame

Una ex agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) busca reunir los fondos necesarios para poder comprar Twitter y con ello bloquear una de las cuentas más polémicas de esa red social; la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Twitter es una de las principales redes sociales, actualmente tiene más de 328 usuarios activos y, aunque pasa por momentos difíciles por no crecer como esperan los inversioniustas, no deja de ser uno de los canales de comunicación preferidos, especialmente utilizado por medios de comunicación, marcas y personalidades.

Una de las cuentas más activas es la de Donald Trump, ya que sus tweets son algunas de sus armas discursivas con las que refuerza su postura o denosta las críticas hacia su persona o administración como presidente estadounidense.

Desde la semana pasada, Valerie Plame Wilson,ex agente de la CIA, inició una campaña de crowdfunding con la que busca reunir los fondos necesarios para lanzar una oferta y comprar la totalidad de acciones de Twitter y con ello poder cerrar la cuenta de Trump, algo que ocurrió por un tiempo muy breve finales del año pasado.

“Si los ejecutivos de Twitter no acaban con la violencia y el odio de Trump, entonces depende de nosotros. #BuyTwitter #BanTrump”, publica Palme en un tweet con el link a la campaña.

Lo cierto es que su propuesta es un poco inalcanzable, si bien Twitter no anda bien financieramente y ha sufrido varias caídas en la Bolsa de Valores de Nueva York, aún tiene un valor considerable. La ex agente de la CIA pretende recaudar mil millones de dólares, pero apenas ha logrado reunir poco más de 20 mil dólares, muy lejos de los 11.9 mil millones de dólares que vale la red social en capital bursátil.

Su mayor alcance, si lograra reunir la cantidad propuesta, es que podría ser una de las principales accionistas de Twitter, eso le daría la autoridad suficiente para proponer el tema al interior de la compañía. Aunque, repetimos, es poco probable que suceda, sin embargo no deja de ser un fenómeno más producto de una marca personal devaluada ante la opinión pública, pero que no deja de ser una personalidad referente a nivel mundial, ya sea por odio o comunión.

Lo cierto es que Trump no deja de ser una personalidad de mucha influencia en Twitter, sus publicaciones suelen tener una importante reacción por parte de los usuarios. Tanta que, de acuerdo con estudio realizado por Morning Consult, el 69 por ciento de los estadounidenses piensa que el presidente estadounidense tuitea demasiado, otras encuestas lo posiciones como uno de los mandatarios de ese país con menor índice de popularidad. No obstante, @realDonaldTrump (su cuenta personal) tiene más de 36 millones de seguidores, mientras que @POTUS (la institucional) ya supera los 20 millones.