Las teleconsultas se están convirtiendo en una tendencia clave durante la contingencia que se vive en México y en más de 180 países por culpa del COVID-19.

Esta contingencia por la pandemia de COVID-19 se ha convertido en una de las pautas de más valor en el mercado, porque ha desafiado a implementar en tiempo récord, tendencias que parecían lejanas o que estaban en una etapa de desarrollo temprana.

Ante esta tendencia, un elemento que no podemos dejar de lado es el que nos advierte cómo es que desarrollos enfocados en resolver las necesidades de los pacientes desde el confinamiento, están resolviendo la demanda de consultas de manera remota.

En la siguiente entrevista con la doctora Alejandra Almeida, especialista en salud pública y director médico de Salud México, nos habla de las tendencias que están impulsando los nuevos hábitos en health, de teleconsulta y ofrecer plataformas de pharma, donde puedes comparar los precios de los medicamentos recetados y adquirirlos en la farmacia que más conviene a tu bolsillo.

Estudia un Diplomado online en Marketing Farmacéutico

Merca2.0 – ¿Cuáles eran las primeras formas de teleconsultas?

Alejandra Almeida – La telemedicina ha existido por mucho más tiempo de lo que la mayoría de la gente piensa. En 1879 la revista The Lancet, por ejemplo, habló sobre el uso del teléfono para reducir las visitas innecesarias al consultorio. Más adelante, hacia el 1900, la radio revolucionó la comunicación y ello despertó fantasías innovadoras de cómo los médicos podían atender a los pacientes por radio. De hecho, la revista Radio News de 1924 presentó una ilustración de un médico atendiendo a un paciente a través de una videollamada.

A fines de la década de 1950 y principios de 1960, uno de los primeros y más famosos usos de la telemedicina hospitalaria, estableció un enlace de circuito cerrado de televisión entre el Instituto Psiquiátrico de Nebraska y el Hospital Estatal de Norfolk para consultas psiquiátricas. La psiquiatría es actualmente una de las especialidades que más utilizan la telemedicina para su interacción con pacientes.

Hoy en día los dispositivos de telemedicina en uso se parecen a los equipos de telemedicina anteriores, pero la tecnología moderna es de menor tamaño y mayor alcance lo que la vuelve aún más práctica. Las telemedicina serán cada vez más utilizada; afortunadamente existen todavía muchas áreas para seguir innovando.

Merca2.0 – Las aplicaciones parecen haberse convertido en un nuevo punto de venta para pharma, ¿cuáles serán los cambios que veremos en este sector y desde esta perspectiva?

AA – Conocer y segmentar a sus clientes y con ello ofrecerles un producto de acuerdo a las necesidades específicas

Tener grupos cerrados de médicos para ofrecerles, cursos, talleres sin salir de su casa, y que pueden ser tomados más fácilmente y en cualquier horario y a través de ello hacer promoción de sus productos

Conocer de manera más detallada los diagnósticos y prescripciones que hace el médico, con muestras mucho más grandes que las actuales y con menor perdida de la información y con base en esta información trazar estrategias acorde.

Ofrecer herramientas tecnológicas para que el médico brinde mejor atención a sus pacientes como: atención de seguimiento, acceso al historial del paciente en cualquier lugar, ubicación y disponibilidad del medicamento. Con ello, generando engagement y lealtad, pues el médico y/o profesional de la salud vera un gran valor en dichas herramientas, para el desempeño de su práctica profesional.

Merca2.0 – El paciente puede tener desconfianza de usar este tipo de desarrollos, por favor, coménteme de forma general, ¿qué beneficios hay en un diagnóstico a través de una app, ahora que nos enfrentamos al contexto del COVID-19?

AA – Las plataformas cuentan con algoritmos e inteligencia artificial lo que permite que el paciente tenga una respuesta rápida a sus inquietudes con poca probabilidad de error. Además, las apps también pueden, dependido de las respuesta del paciente indicarle en que momento debe acudir al médico y cuando no, evitando así salidas innecesarias y mayor probabilidad de contagio.

Por ejemplo, existen apps que identifican si estas cerca de un posible portador del COVID19, lo que contribuye a disminuir los contagios. Las apps son cada vez más seguras. No sustituyen al médico sino que le apoyan brindando información confiable a los usuarios y permitiéndoles mejor empleo de su tiempo, lo que impacta positivamente a los pacientes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299