La neutralidad de la red

El mercado de las telecomunicaciones se encuentra bajo la lupa ante la aparición de leyes que regulan la “libre” competencia de los proveedores de servicios y la garantía de los derechos de los usuarios. Uno de los temas más discutidos es la neutralidad de la red.

De acuerdo con el célebre inventor de la Web, Sir Tim Berners-Lee, considera que la neutralidad de la red se rige por un principio simple, “si yo pago para conectarme a la red con cierta calidad de servicio, y tu pagas para conectarte con ese o una mejor calidad de servicio, entonces nos podemos comunicar a tu nivel … la neutralidad de la red no pide que el Internet sea gratis o que uno no deba pagar para tener una mejor calidad de servicio … El fundamento social de la Internet es la libertad de conectarse, con cualquier aplicación y con quien sea, y ahora la sociedad está basada en este principio”.


En términos simples, la neutralidad implica que todos los paquetes sean tratados de la misma forma por los proveedores de servicios y los equipos que forman la Internet. Favoreciendo u ofreciendo la mejor calidad de servicio a quien ha optado por esto y configurando dinámicamente los enlaces para respetar este servicio.

Evidentemente, algunos proveedores de servicio buscan que sus paquetes de datos sean prioritarios en su infraestructura para crear una barrera técnica en el mercado y “mostrar” al usuario la bondad de sus servicios en comparación con los otros. Aquí y en China se hace, y de la misma forma, es un tipo de competencia desleal.

Adicionalmente, la Reforma en Telecomunicaciones en México, busca dar la facultad legal para “bloquear acceso a determinados contenidos, aplicaciones o servicios cuando medie orden de autoridad o cuando sean contrarios a alguna normatividad”.

Mientras tanto en Brasil, se hace explícito en su ley que “Las operadoras de Internet no pueden discriminar contenido por tipo (texto, video, fotos) ni por origen (sitios de noticias, redes sociales, blogs) privilegiando el acceso o bajando la velocidad de conexión a un determinado servicio.
Sólo pueden vender paquetes que limiten la cantidad de datos a los que se accedan y la velocidad de conexión”.

Para entender mejor el problema de la neutralidad, visualice el siguiente contexto. Si estás conectado al servicio de internet A y este proveedor ofrece un servicio de streaming de películas -como el de Netflix- entonces se termina la neutralidad cuando por razones de mercado, el proveedor A favorece los paquetes de streaming de su servicio en su red y los de Netflix los bloquea o les da una prioridad menor. El efecto en el usuario, es que el servicio de Netflix será de menor calidad por lo que siempre dudará si utilizar el servicio del proveedor A para ver películas. ¿Qué implicaciones tiene para el Marketing? Muchas y serias, pues el proveedor de servicios podrá favorecer los contenidos de sus marcas afines y siempre bloquear o dementar al competidor.

¡ No te desconectes !

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.



Asiste al Community Managers Summit, el evento más importante para generación de contenido en redes sociales que se realizará los próximos 18 y 19 de febrero. Compra tu boleto aquí.