La mayor pérdida trimestral de su historia: así de grave es la crisis en Boeing

Boeing reportó su mayor caída de ganancias en un trimestre en su historia. La causa, la crisis de los 737 Max que no termina.

Bigstock
  • Boeing reportó una pérdida en el segundo trimestre que equivale casi al doble de lo que había sufrido en la crisis de 2009.

  • Entregó 104 aviones menos en comparación con el año pasado.

  • Nadie quiere sus 737 Max, el modelo de jet que provocó dos tragedias seguidas con cientos de víctimas fatales. Un dato: la guerra podría salvarla.

El negocio Boeing está en crisis. La marca Boeing está en crisis. El futuro inmediato de Boeing está en crisis.

Y no es distinto a lo que se esperaba, luego de que dos de sus aviones del modelo más moderno, el 737 Max, provocaran sendas tragedias con cientos de víctimas fatales.

En octubre de 2018, un 737 Max 8 de la aerolínea Indonesia Lion Air cayó apenas despegó. En marzo de 2018, otra nave idéntica, pero de Ethiopian Airlines, se accidentó tras levantar vuelo en Kenia. Iba hacia Nairobi. En el avión de Ethiopian Airlines murieron 157 personas y, en el de Indonesia, 187.

Sumado a eso, todas las naves con la misma configuración, la mayor apuesta para la década de la marca, debieron ser puestas en tierra hasta que se conozcan las causas de las caídas.

Boeing bajo la lupa
Bigstock

Todo pérdida

Boeing pierde por su valor de marca, pierde porque no están volando sus 737 Max, pierde porque se cancelaron los pedidos del modelo y pierde porque las entregas de aviones comerciales, de todos en conjunto, se redujeron de 194 a 90 en el segundo trimestre del año.

“Este es un momento definitorio para Boeing”, dijo el CEO Dennis Muilenburg, quien para muchos tiene los días contados en la compañía.

La marca de Seattle reportó una pérdida trimestral masiva de US$ 2.900 millones este miércoles debido a que los costos siguen creciendo mientras que sus 737 Max no pueden levantar vuelo hasta que se conozcan las exactas causas de las tragedias.

La pérdida de Boeing es la más grande en la historia de la compañía, según FactSet, ya que superó la merma trimestral de US$ 1.600 millones durante la crisis financiera de 2009.

La compañía entregó 104 aviones menos en el segundo trimestre en comparación con el mismo periodo del año pasado básicamente porque las ventas de los 737 Max se detuvieron.

En cuanto a los ingresos, Boeing mostró en el trimestre abril-junio una caída de alrededor del 35% en comparación con el mismo lapso de 2018, cuando recaudó US$ 24.800 millones.

Mientras los 737 Max no vuelan, desde mediados de marzo, la marca está probando cambios en el software, pero dijo que no está claro cuánto tiempo pasará hasta que vuelvan a estar operativos.

La guerra sigue siendo negocio

El segmento de negocio que sostiene a la marca es la de la unidad de defensa, que mostró un aumento de US$ 6.600 millones en los ingresos del segundo trimestre impulsados por un crecimiento en la venta de aviones de combate F/A-18, satélites y sistemas para armas.

La crisis es tan grande, que el propio director financiero de la compañía, Greg Smith, le reconoció a Bloomberg la posibilidad que los 737 Max cambien de nombre para poder superar, en parte, el problema.