Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La marca “México”, ¿una marca de Oriente o de Occidente?

Una marca como la nuestra, la marca “México”, probablemente hoy, transita hacia un renacimiento y de ahí al modernismo.
emprender

En estos días, circuló en Twitter una imagen de dos caras humanas utilizando la cintura del continente (el canal de Panamá) como un túnel del beso, al parecer esta imagen fue realizada a principios de siglo, relacionada con los festejos por la construcción del canal. Adicional a la cantidad de reenvíos y clicks en el corazoncito al pie de la imagen, y la cadena de comentarios al respecto.

Un beso entre el Atlántico y el Pacífico, el Oriente y Occidente; en efecto, América, un espacio de tierra que une a dos viejos mundos. ¿Somos en realidad el nuevo mundo, o somos la fusión de dos culturas?, y si esta tesis fuese verdadera, ¿a cuál de estos dos mundos nos parecemos?

El profesor Antonio Casanueva, en uno de sus textos menciona: “Uno de los grupos más importantes de intelectuales mexicanos en la historia de México. Los miembros del Ateneo de la juventud decían que en los mitos griegos se podían encontrar respuestas para prácticamente todos los problemas humanos actuales”. ¿Qué dirán en el Oriente sobre de este mismo tema respecto de Confucio? ((Casanueva, Antonio. 2021. Radicalismo y tauromaquia).

Entendernos como un territorio de conquista podría ser una obviedad en términos de historia, una realidad a la que no podemos y, en mi opinión, no debemos despreciar en el afán natural por descubrirnos e identificar con qué o cuál cosa somos afines. La lengua y las tradiciones hispánicas han sido hechos irrefutables de esa búsqueda. El laberinto que Octavio Paz describe en uno de sus mejores textos para nada nos aleja de la incertidumbre, incluso nos enruta sobre de un trazo enturbado.

En estos días de cumbres al norte del continente, la lucha por encontrarnos dentro del propio laberinto se vigoriza en las discusiones entre las partes, los que creen que el camino es mirar al Este y al Norte, y por los que dirigen la vista a la introspección, hacia el propio ser.

Por supuesto, ninguna de estas miradas garantiza los “cómos” para descifrar la individualidad a la que seguramente estamos destinados. Valdría la pena releer lo que nos ha conformado. Si bien es cierto que hemos adoptado la posmodernidad como la época presente, una definición occidentalizada de los tiempos, no podemos despreciar que apenas hace 500 años este continente era una especie de enclave medieval.

No se trata de ser ajenos a nuestra nueva raza y a las barbas cerradas estilo europeo; sin embargo, nuestra esencia va más allá de algunos invitados involuntarios en bajeles de madera provenientes del llamado viejo mundo.

Una marca como la nuestra, la marca “México”, probablemente hoy, transita hacia un renacimiento y de ahí al modernismo. Tal vez llegó el momento de forjar una historia dentro de otra, a través de mirar hacia la izquierda y derecha, a un polo y al otro. Y ¿por qué no? lograr ser el destino y propósito de uno que otro excursionista extraviado.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados