La lucha por la audiencia en TV durante el Mundial de Futbol Rusia 2018

Está por arrancar la copa mundial de futbol Rusia 2018 y con ella una batalla entre las televisoras por captar la preferencia de la audiencia en cada uno de las transmisiones de los partidos. Las estrategias irán desde ayudarse de cómicos,  reportajes, personajes de su programación regular, hasta contar con el mejor elenco de comentaristas, un fórmula probada y repetida cada 4 años.

Ha existido una rivalidad importante entre Televisa y TV Azteca por el raiting televiso en la programación general y más aún en eventos especiales, como el mundial de futbol y los juegos olímpicos. En este campo de juego hoy en día encontramos ya a más jugadores como Fox Sports, ESPN, TVC Deportes o TDN quienes durante la transmisión en vivo de los partidos o con los programas de análisis y reportajes, compiten por la audiencia televisiva.

En concreto la lucha por captar la atención de la audiencia durante los mundiales se ha basado en una estrategia de producto, ¿cómo?, a base de la oferta de contenidos.  Podemos distinguir 2 categorías, los canales que buscan una audiencia masiva que se suma a la ola de entretenimiento del mundial, y por otro lado los canales dirigidos al fanático del futbol.

Los canales masivos, que buscan captar el interés a toda costa

La primer batalla que podemos identificar es la de Televisa y TV Azteca quienes tienen la obligación de alcanzar expectativas de raiting en decenas de millones y cumplir sus presupuestos de alcance en impacto publicitario.  Desde hace algunos años, la estrategia de contenido ha sido la de llevar a sus personajes de programas cómicos a ser parte las transmisiones y del programa  especial del mundial,  dando el toque chusco y con temáticas no forzosamente relacionadas al futbol. De hecho hacen “fichajes de pánico” poco antes para llegar preparados al mundial

Podemos ver claramente como Televisa anuncia con bombo y platillo a Adrián Uribe y su portafolio de personajes como uno de los “imanes de audiencia” durante el mundial; por su lado TV Azteca tiene recientemente contratados a los “Mascabrothers” o Facundo como sus ases bajo la manda, personajes que no tienen mucho que ver con futbol. Adicionalmente a esto, el rol del comentarista deportivo no nada más es narrar el juego, sino entretener a la gente, donde se vale hasta hacerla un poco de cómico.

También a menudo integran a su equipo a los artistas o conductoras de espectáculos que no tienen que ver con futbol,  pero son personajes queridos por la audiencia.  Finalmente  logran una oferta de contenido que es una mezcla de futbol, lo mejor de sus programas cómicos, más lo mejor  de espectáculos.  Esta es una fórmula bien vista por el televidente promedio, pero no tan bien aceptada por el aficionado de cepa al futbol, ya que se deja de contar con información y análisis del mundial por asignar tiempo a los “sketches” cómicos. Las televisoras no quedan convencidas que su contenido futbolero sea suficiente para atraer la atención de la gente y lo “rellenan” con infinidad de contenidos.

Los canales futboleros, son de segmento

Por otro lado tenemos los canales de televisión, generalmente de TV restringida, como TDN, ESPN, Fox Sports o TVC Deportes, quienes son más de nicho y no tienen una presión por mantener un raiting a toda costa.   Su estrategia de contenido se basa plenamente en hablar de futbol, a través de transmisiones deportivas, con programas de análisis y debate, conformado por comentaristas de gran experiencia y conocimiento, así como exjugadores de futbol profesional.

En este caso no llevan cómicos, ni artistas que hagan reír a la gente. Aquí se habla sólo de futbol. Este tipo de canales y contenidos están diseñados para el que quiere ver futbol realmente, para aquel que busque entretenerse  durante el mundial están los canales de televisión abierta

Las 2 estrategias son válidas, todo va en función a la cantidad de gente que quieren llegar, tanto al futbolero como al que busca entretenerse y cumplir con las expectativas de sus clientes publicitarios, que son quienes finalmente mandan.