Los políticos son personalidades comerciales sumamente exitosas hoy en día, porque representan una marca con valores y acciones que gracias a que se comunican, terminan siendo influencers en redes sociales, personajes de historias y personalidades con un peso comercial definitivo.

Un indicador que nos habla del papel que juegan estos políticos como figuras de gran impacto es proyectado por InfluencerDB, al demostrar que Michelle Obama, Barack Obama, Narendra Modi y Donald Trump son las personalidades de mayor influencia dentro de Instagram.

Los Obama han resultado ser personalidades de gran interés público y el streaming no ha sido ajeno a este impacto que la marca personal de esta familia sigue representando.

En días pasados dimos a conocer que El ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, estaba en negociaciones avanzadas con Netflix, para producir una serie de programas de alto perfil que le proporcionarán una plataforma global después de su salida de la Casa Blanca.

Lo aseguró The New York Times, citando a “personas familiarizadas con las discusiones”. Según el medio neoyorquino, bajo los términos del acuerdo propuesto, que aún no es definitivo, Netflix pagaría a Obama y a su esposa, Michelle, por contenido exclusivo que estaría disponible sólo en ese servicio de transmisión.

Ahora, Susan Rice, exconsejera de Obama se sumó a la mesa directiva de la plataforma de streaming.

Rice fue consejera de seguridad y embajadora ante las Naciones Unidas durante la administración Obama y su llegada a la plataforma demuestra la fascinación que Netflix sigue teniendo por todo lo relacionado a la marca Obama.

Esta no es la primera vez que un nombre político adquiere notoridad dentro del mercado de medios. Recientemente, el expresidente de Ecuador Rafael Correa dio a conocer que tendría un programa de entrevistas que será producido por RT.

“La vida me dio el privilegio de conocer lo que dice la teoría y la cruda realidad, y así poder discernir entre lo vano y lo profundo, lo sabio o necio, lo variable o inmutable. Precisamente de todo aquello conversaremos con nuestros ilustres invitados”, adelantó el futuro presentador en un comunicado promocional.

La llegada de Correa como conductor de televisión no es nueva, al menos en México esta apuesta ya fue probada con personalidades como Vicente Fox, cuando TV Azteca intentó lanzar con él, un programa de entrevistas conocido como “La era de las definiciones”.