La evolución de los estudios de mercado y lo que el mercadólogo debe saber al respecto

La data y los números pueden decir por qué es importante un estudio de mercado, pues sólo en México, a los primeros dos años de vida de una empresa, se muere el 75 por ciento de ellas.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló que de cada 100 empresas que se crean sólo sobreviven después de 10 años 20 de ellas; sin embargo, el lapso más complicado está constituido por los primeros dos años de vida.

Son diversas las razones por las que una empresa fracasa, pero emprendedores encuestados por el Instituto del Fracaso coincidieron en que el 41 por ciento de ellos fracasó por un punto de venta no adecuado, el 33 por ciento por un mercado meta mal seleccionado y finalmente el 29 por ciento por tener un precio no adecuado.

Esto, denota la importancia que tiene un estudio de mercado para las compañías, ya que resulta un apoyo básico para tomar decisiones.

Un estudio de mercado o el conjunto de acciones que tienen el objetivo de conocer a los consumidores actuales o potenciales de un producto, o de indagar el sector en el que una compañía se mueve, entre otros objetivos que al final sirven para tomar decisiones estratégicas.

Uno de sus aportes más importantes es que reducen el riesgo de fracaso, ¿pero cómo lograrlo? Se debe comenzar diseñando adecuadamente el estudio de mercado. En opinión de Mayte Velázquez, co-fundadora de Atlantia Search, la startup tecnológica de estudios de mercado en la nube, el estudio debe contener elementos principales:

  • Tener un objetivo. Una meta clara y un alcance determinado.
  • Metodología. Se debe tener muy clara la metodología; es decir, cuáles son los pasos que se van a llevar a cabo para recolectar la información que se necesita.
  • Herramientas. Nosotros por ejemplo utilizamos herramientas tecnológicas cien por ciento, ya no son encuestas de papel sino otro tipo de mecanismos.
  • Alcance geográfico al que se va a llegar.
  • Tamaño de muestra si es el caso.
  • Si será algo para un nicho o si será global.

Estos aspectos parecen muy obvios, pero en realidad son cruciales porque determinan el alcance del estudio y por ende la profundidad con la que so podrá obtener información clave

Actualmente un aspecto que es sumamente valorado es generar insights claros, concretos y accionables, no sólo entregar la información tal cual, sino que los proveedores de estos análisis de mercado tengan la capacidad de interpretarlos.

EL PAPEL DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Big Data y las redes sociales han impactado la forma en que se realizan los estudios de mercado.

Respecto a la primera, el tamaño mundial del mercado de Big Data alcanzará este 2017 los 43 mil millones de dólares, según estimados de Wikibon.

Para contextualizar la importancia de la segunda basta con mencionar que de los 7 mil 500 millones de habitantes que hay en el planeta, 2 mil millones 340 mil son usuarios de redes sociales, según datos proyectados por Statista.

Es así, como ambas han tenido un impacto arrollador en los estudios de mercado. Desde la perspectiva de Velázquez, uno de los principales cambios es que actualmente se puede generar información instantánea, cuando antes se necesitaba entre uno y tres meses para formular un análisis de mercado.

“Definitivamente la tecnología ayuda a tener información, por ejemplo de comportamiento de consumidores en tiempos real o bien simplemente siendo más rápido que otras metodologías tradicionales que se hacían mandando encuestadores a campo, levantando con papel o en Excel y ahora es cuestión de algoritmos, también Inteligencia Artificial en la captura y procesamiento de data y algo muy importante es el que podamos dar soluciones innovadoras”, concluyó.

Así, la evolución de los estudios de mercado es un tema que el mercadólogo debe atender, ya que se trata de una práctica determinante para el éxito o fracaso de los productos o servicios de las compañías.