La estrategia de mercadotecnia de AB InBev para crecer en 2019

AB InBev predice un fuerte crecimiento este año luego de los muy buenos resultados obtenidos especialmente a finales de 2018. Apunta a dos mercados en polos opuestos: cervezas Premium y marcas baratas.

Bigstock

Las estrategias de mercadotecnia deben estar minuciosamente planificadas para que tengan éxito. Para esto, hace falta información. Sin datos (de la propia empresa, del mercado, de la competencia, de la economía, de los pronósticos) no hay posibilidad de avanzar de forma exitosa.

A partir de la información obtenida en cada uno de sus mercados, y con los resultados del 2018 en la mano, Anheuser-Busch InBev, la cervecera más grande del mundo, pronosticó este jueves un fuerte crecimiento de ganancias e ingresos para 2019.

El enfoque para este año estará centrado en lograr un importante aumento en la venta de más volumen de cerveza, en lugar de solo en los precios, algo que había sido una constante en años anteriores.

Corona pertenece al Grupo Modelo, de Anheuser-Busch InBev. Bigstock.

Este objetivo se planteó luego de reconocer ganancias superiores a las esperadas a fines de 2018.

La cervecera dueña de Budweiser, Corona, Quilmes, Brahma y Stella Artois, entre otras, apuntará a un doble público para crecer con fuerza a partir de 2019:

  • En los países más desarrollados y en los públicos con mayor poder adquisitivo de todos sus mercados, se fortalecerá en sus cervezas premium con la idea de competir con el avance del vino, de las bebidas espirituosas y de las cervezas artesanales.
  • En los mercados emergentes, buscará volumen de la venta de más cervezas asequibles.

En la bolsa

Las acciones de AB InBev subieron más del 4 por ciento en la apertura de los mercados asiáticos y europeos, recuperando el terreno perdido en los días previos a la comunicación de los resultados.

Hay que recordar que las acciones de AB InBev habían retrocedido un 38 por ciento el año pasado, mucho peor que la caída del 9 por ciento del índice europeo de alimentos y bebidas Stoxx 600, ya que la compañía belga tuvo problemas en sus mercados más grandes: los Estados Unidos y Brasil.

AB InBev vende más de una de cada cuatro cervezas que se toman en todo el mundo y es rival directo de Heineken, la segunda cervecera del planeta. Esta pronosticó a principios de febrero que su ganancia operativa aumentaría 0,5 por ciento este año gracias al crecimiento de las ventas en todas las regiones en 2018.

La compañía belga necesita fuertes ganancias en los próximos años para cubrir los US$ 100 mil millones que pagó quien era su otro rival fuerte, SABMiller, en 2016. La deuda neta de Ab InBev era de US$ 102,5 mil millones a fines de 2018.

AB Inbev compró SABMiller en 2016. Bigstock.

AB InBev dijo que durante el año pasado había mejorado los volúmenes, los ingresos y el market share en México, Colombia, China, Europa occidental y varios países africanos.

También dijo que perdió una participación (0,4 puntos porcentuales) en su mercado más grande, los Estados Unidos, pero que esa baja fue la menor desde 2012.

Por otra parte, destacó que su impulso se vio frenado por resultados inferiores a los esperados en su segundo mercado más grande, Brasil, y por la mala realidad económica en Argentina y Sudáfrica.

Heineken

Volviendo a Heineken, una particularidad de sus resultados de 2018 estuvo en que el lanzamiento de su cerveza sin alcohol ayudó al holding a obtener su mayor crecimiento en volumen en su marca principal en más de una década.

La segunda cervecera del mundo dijo que su Heineken 0.0 sin alcohol llegó hasta 38 mercados el año pasado, en comparación con los apenas 16 que cubría en 2017.

Heineken
Foto: Bigstock

Para cumplir con el objetivo de crecimiento de las ganancias de 2019 en alrededor de 0,5 por ciento, al igual que Ab InBev, Heineken espera reducir los costos en marketing y los gastos generales, con la idea de compensar los mayores gastos en transporte y materias primas, como la cebada y el aluminio.


loading...