La confianza del consumidor cayó en marzo ¿alarma para la economía del país?

Uno de los componentes de la confianza del consumidor es la compra de bienes duraderos, misma que presentó una baja del 2 por ciento frente a febrero

consumidor mexicano
Imagen: Bigstock
  • La confianza del consumidor se colocó en 47.6 puntos en su lectura anual

  • En su lectura mensual, se contrajo 1.3 puntos con lo que rompió la racha alcista de tres meses consecutivos

  • El consumidor se observa cauto para comprar bienes duraderos

Durante el tercer mes del año, la Confianza del Consumidor se ubicó en 47.6 puntos con datos desestacionalizados, lo cual representó un aumento de 12.4 puntos respecto a marzo de 2018 con lo que suma 20 meses a la alza a tasa anual, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A su vez, al interior del indicador, que es elaborado en conjunto con el Banco de México, durante el periodo de referencia presentó alzas anuales en sus cinco componentes.

En lo que respecta a las expectativas sobre la situación económica esperada de los miembros del hogar, registró un crecimiento de 10.5 puntos, en comparación con el tercer mes del año pasado; en tanto, sobre la situación económica del país en la actualidad, éste avanzó 15.6 puntos a tasa anual.

A su vez, el componente sobre la situación económica en el momento actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses aumentó 5.8 puntos en su lectura anual. Por su parte, el indicador que mide la situación económica del país esperada dentro de 12 meses, respecto al actual, se elevó un 22.6 puntos en su comparación anual.

En tanto, el componente sobre las posibilidades en el momento actual de los integrantes del hogar comparadas con las de hace un año para realizar compras sobre bienes duraderos (muebles, televisor, lavadora, entre otros) se incrementó 8 puntos en su comparación anual.

Caída del indicador.

El instituto dio a conocer también que en marzo la Confianza del Consumidor registró una baja mensual de 1.3 puntos con datos ajustados por estacionalidad, luego de tres meses al alza y de que en febrero observara su máximo histórico (48.8 puntos).

Los cinco componentes mostraron disminuciones, el que corresponde a la opinión sobre la situación económica del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace 12 meses presentó una baja de 0.04 puntos.

A su vez, el que evalúa la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses respecto al actual cayó 0.2 puntos. En tanto, la variable que mide la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace 12 meses se redujo 1.7 puntos.

Por su parte, el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto al actual mostró una caída mensual de 1.2 puntos; mientras que la opinión sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compra de bienes duraderos disminuyó 2 puntos frente a febrero pasado.

Qué nos dice del consumidor.

A pesar de que el entorno político mexicano tiene una certeza en comparación al año pasado cuando por estas fechas nos encontrábamos en campañas electorales, el consumidor se muestra cauto, a la espera del avance de la nueva administración y de saber si es que las promesas sobre crecimiento económico se podrán realizar.

Por lo tanto, las estrategias de mercadotecnia y publicidad tendrán que tener una precisión exacta para comunicar y enganchar al consumidor ya que todavía no se muestra confiado de gastar de más, por ahora solo lo hace en lo indispensable.