Las aerolíneas siguen padeciendo. Mientras algunas grandes líneas aéreas base han declarado en bancarrota, otras tantas están siendo rescatadas por el gobierno, grupo al que ahora se suma KLM.

La principal aerolínea de los Países Bajos, es filial de la empresa Air France-KLM desde finales de 2003, ahora será rescatada por el gobierno de Holanda con una suma que se cuenta en miles de millones de dólares.

Rescate millonario

El gobierno holandés anunció este viernes que concederá 3 mil 400 millones de euros (3 mil 810 millones de dólares a KML para que la aerolínea supere la crisis que atraviesa la industria de la aviación a causa de la pandemia.

De acuerdo con lo dicho por el ministro de Finanzas, Wopke Hoekstra, este réstala constan de un presta por mil millones de euros y cerca de 4 mil 400 millones más en garantías para préstamos bancarios.

Las condiciones para acceder a este paquete de ayuda son diversas. En principio, KML deberá de reducir sus costos en un 15 por ciento, mejorar su sostenibilidad y reducir el número de viajes nocturnos realizados del aeropuerto nacional Schiphol, a las afueras de Ámsterdam.

Con la condición de reducir sus costos, KML deberá de recortar su plantilla laboral que ahora mismo constan de 30 mil personas.

En palabras de Pieter Elbers, director general de KML, afirmó que tomar este rescate era necesario para que las empresas se recupere de la emergencia sanitaria que dejó en tierra a cerca del 90 por ciento de sus aviones por varios meses.

Es importante mencionar que está previsto que las aerolíneas de todo el mundo pierdan 84 mil millones de dólares este año, con sus ingresos reducidos a la mitad.

“Este es un paso muy importante y expreso mi gratitud en nombre de todos los colegas de KLM al estado y a los bancos holandeses por su confianza en nuestra organización y nuestro futuro”, señaló la empresa en un comunicado.

Es importante mencionar que el acuerdo incluye el nombramiento de un “agente estatal” para supervisar cómo se gasta el dinero y asegurar que KLM cumple con las condiciones.

No es la única

Este rescate llega luego de que Lufthansa, considerara como la línea aérea más grande de Alemania, anunciara que ahora tiene como principal accionista al gobierno de aquel país, lo que modificará de manera natural e irreparable la dinámica de dicho mercado en aquella nación.

El Consejo de Vigilancia de Lufthansa aceptó el plan de rescate propuesto por el gobierno, mismo que valorado en 9 mil millones de euros es resultado de las negociaciones protagonizadas por Berlín y la Comisión Europea.

Estos casos demuestran el complejo panorama que enfrenta la industria de la aviación comercial en el mundo.

Recordemos según un reporte entregado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), indica que el brote de COVID-19 obligará a las aerolíneas a reembolsar a sus clientes hasta 35 mil millones de dólares por boletos.

La cifra es casi la misma que en meses pasados la asociación presentó como el total de ganancias para la industria durante 2019: 35 mil 500 millones de dólares.

Los números no mienten. La baja y en algunos casos nula afluencia de personas en ciertos aeropuertos será elemento para que la mayoría de las marcas de aerolíneas pierdan el 20 por ciento de su valor luego de la pandemia.

Así lo revela el último reporte entregado por Brand Finance, mismo que explica que el sector de la aviación se verá especialmente golpeado por el coronavirus.

“La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha dicho que la mayoría de los transportistas quebrarán dentro de dos meses como resultado del cierre de las fronteras por los gobiernos para contener el brote de coronavirus. Una gran cantidad de líneas aéreas importantes han desembarcado a la mayoría de sus flotas y han anunciado planes para despedir a miles de empleados, ya que ahora enfrentan una crisis como nunca se había visto en la industria aérea”, detalla el documento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299