CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

KFC bloquea a un usuario por esta peculiar imagen: Una gran lección de branding

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La persona que parece ser un heavy fan de la marca (si consideramos que su cuenta y nombre de usuario hace referencia a la reciente campaña “Eduardo” de KFC) compartió una captura de pantalla del mensaje que le notifica que había sido bloqueado por la cuenta de KFC.

Si algo ha caracterizado a KFC en los últimos años eso ha sido el manejo de sus redes sociales cuando menos en el mercado español, en donde el lenguaje coloquial así como el uso de diversos recursos digitales de uso común, hecho que le ha ganado convertirse en todo un fenómeno dentro de la red.

Mediante memes, esta cuenta ha encontrado la manera de cautivar a las audiencias. Una de las ejecuciones más recientes se materializó en un extraño tweet, mismo que sin relación aparente con la firma generó toda clase de reacciones y se hizo viral.

La publicación está protagonizada por una cabra bailando frente al mostrador de uno de sus restaurantes con la leyenda: “Familia, hoy se cena KFC”. 

Decenas de personas intensaron descifrar el mensaje detrás de esta extraña publicación, mientras que otras tantas han acertado al indicar que se trata de una ejecución más en forma de meme del community manager de KFC.

Destacar en rede sociales

Este tipo de ejecuciones que para muchos, incluso, resultan irreverentes han dado una voz propia a la cuenta de Twitter de KFC para el mercado español, misma que ha logrado destacar en el entorno social media. 

El logro no es menor si consideramos que para las marcas la gestión de redes sociales es aún un asunto que resulta complicado.

Una reciente investigación realizada por Proxima indican que cada año se desperdicia a nivel global hasta un 60 por ciento del presupuesto que los anunciantes destinan al entorno digital, en donde, por supuesto, se incluyen la gestión de redes sociales.

En esta línea, por ejemplo, basta con reconocer que a pesar de que el volumen de publicaciones por marca y red social creció en promedio 35 por ciento durante el último año, el índice de interacciones presentó una caída del 17 por ciento, según una investigación realizada por TrackMaven.

El problema radica en que, hasta hace muy poco tiempo, esta tarea era vista como una actividad alejada de la estrategia de negocio global.

Los números entregados por CMO Council respaldan la teoría: sólo el 3 por ciento de los responsables de mercadotecnia son capaces de extraer insights integrales de valor -sobre el negocio del comportamiento de las audiencias- de las variadas fuentes de información -on y offline- en las que están presentes sus marcas.

Lo anterior, ha puesto en la mira a equipos que si bien ahora son más robustos, aun no son la constante para el grueso de las marcas. 

Un bloqueo necesario 

Con estas cifras de antesala y considerando la actividad del community manager de KFC España, parecería que esta cadena de fast food esta dispuesta a utilizar cualquier recurso disponible para seguir creciendo en redes sociales. No obstante, un peculiar alrededor de su cuenta acaba de demostrar que no es así. 

En horas recientes, un usuario de Twitter identificado como Eduardo (@elEduDelKFC) rogó a la cuenta de KFC que considerara su decisión de haber bloqueado su cuenta.

La persona que parece ser un heavy fan de la marca (si consideramos que su cuenta y nombre de usuario hace referencia a la reciente campaña “Eduardo” de KFC) compartió una captura de pantalla del mensaje que le notifica que había sido bloqueado por la cuenta de KFC.

Algunos usuarios cuestionaron a la marca de fast food por bloquear al que llamara “su hijo” y lo cierto es que aunque la marca no respondió, el usuario afectado si dio a conocer las razones por las que KFC decidió bloquear al usuario.

La aparente razón habría sido la publicación de una imagen que para muchos puede resultar sensible y grotesca en una de las publicación de la firma, la cual aunque pudo haber causado gracia e incluso ser considerada por algunos como parte del lenguaje digital que se mantiene en ciertos segmentos, claramente no está en la línea con la que KFC quiere ser reconocida por sus usuarios.

La lección

Esto es sin duda una lección para el resto de las marcas. Y es que aunque KFC se destaca por ser una marca que en sus redes sociales utiliza uj mensaje coloquial, es justo reconocer que como lo demuestra en este caso existen limites impuestos por la propia estrategia que hay detrás de los mencionados posteos.

En realidad permitir este tipo de publicaciones subidas de tono perjudicarían las ganancias que hasta ahora KFC España ha conseguido en términos de reconocimiento y alcance. Es un tema de branding.

Cuando menos así lo concluye un reciente estudio realizado por Broadband Genie en el Reino Unido, el cual indica que el 70 por ciento de los consumidores califica como inapropiados a aquellos anuncios que aparecen junto a contenidos sexualmente explícitos, mientras que 69 por ciento hace lo propio cuando se trata de materiales de carácter racista, 66 por ciento con referencia temas violentos y 65 por ciento con materiales extremistas.

Más preocupante aún es reconocer que tres cuartas partes de los consumidores confiesan que aplazarían deliberadamente la compra de productos o la contratación de servicios de marcas cuya publicidad estuviera emplazada (intencionalmente o no) cerca de contenidos inapropiados.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados