Juicio del ‘Chapo’ Guzmán se convierte en atracción turística de Nueva York

Imagen de Bigstock
  • La Corte de Justicia de Brooklyn es el lugar donde se lleva a cabo el juicio en contra del ‘Chapo’ Guzmán

  • Turistas y habitantes de Nueva York llegan al recinto desde temprano para alcanzar lugar

  • Las personas dicen que es como estar al interior de una serie de Netflix

La ciudad de Nueva York por sí misma es un icono del turismo mundial, datos de Euromonitor sostienen que durante 2017 recibió 12.7 millones de arribos; dentro de los principales sitios figuran Times Square, la Estatua de la Libertad, el edificio Empire State, su gran variedad de museos, entre otras muchas atracciones.

Durante las últimas semanas se ha sumado otro atractivo, el cual está relacionado directamente con el narcotraficante mexicano Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, quien se encuentra en un juicio en la Corte de la ciudad.

Este hecho, reporta AP, ha generado que neoyorquinos, fanáticos de novelas policiales e incluso turistas extranjeros, quienes acuden a la galería pública del Tribunal Federal de Brooklyn, con el objetivo de ver al capo y a su esposa Emma Coronel.

Contenidos.

La agencia informativa conversó con algunos de los visitantes que se dieron cita durante las audiencias. “Es algo surrealista, es como si estuviera viendo la serie de televisión de ‘El Chapo’ (Netflix)”, indicó Peter Stolt, quien asistió a tres días del proceso en noviembre.

Stolt aseguró que a veces está desde las 6:30 de la mañana en la entrada del edificio, para asegurarse de conseguir asiento. De igual forma, aseguró que lo que más lo impresionó fue el testimonio de uno de los antiguos allegados de Guzmán y ahora testigo para la fiscalía, Miguel Ángel Martínez, quien narró con lujo de detalles una serie de atentados en su contra que, según dijo, fueron por órdenes de Guzmán, uno de ellos tras la actuación de un grupo musical.

A lo largo de las seis semanas de testimonios de agentes policiales, un traficante de cocaína colombiano que está encarcelado así como extravagantes delincuentes mexicanos han ofrecido suficiente material para varios guiones de “Miami Vice” o “Narcos”, agregó AP.

A su vez, Joaquín Martínez, un mexicano de 55 años expresó que valió la pena el viaje de Manhattan a Brooklyn para ver al Chapo en persona. Sin embargo, confiesa que esperaba verlo con el bigote que tiene en las fotos que han salido del criminal.

“Me tardé un par de segundos darme cuenta de que era él. Para serle honesto, me pareció como una persona normal”, manifestó.

Más impresionado quedó con la esposa de Guzmán, quien según dijo caminaba despreocupada por la sala, como si estuviese en su propia casa. Se sentó en un banquillo justo enfrente de él. “Podía oler su perfume”, aseguró Martínez.