Jugada maestra de H&M: contrató al hacker que destapó el escándalo Cambridge Analytica

En la carrera por los datos de los consumidores, H&M toma la ventaja: contrató a Christopher Wylie, el experto que descubrió como Facebook permitió el tráfico de información de millones de cuentas.

H&M
Imagen de Bigstock

H&M viene apostando a distintas estrategias para crecer en el mundo del retail adaptándose a los nuevos gustos de los consumidores y, en especial, a las compras en línea, el gran desafío del sector.

Uno de los cambios se dio en el sistema de logística, gracias a lo que pudo reportar un buen tercer trimestre y una facturación de 5.300 millones de euros, el mayor crecimiento en una década.

Pero la jugada maestra de la compañía sueca parece ser otra y está relacionada con la carrera por los datos de los usuarios.

Se trata de la contratación de Christopher Wylie, el experto en big data que en 2018 fue clave para destapar el caso Cambridge Analytica.

El escándalo puso a Facebook contra las cuerdas al revelar la forma en que se traficaron los datos de los usuarios de la red social.

Cambridge Analytica era el nombre de la consultora que filtró la información de los usuarios. Incluso se la vinculó con la campaña presidencial de Donald Trump.

Según Bloomberg, Hennes & Mauritz (H&M) contrató al data scientist para que adapte la empresa al universo del análisis de datos y la inteligencia artificial para comprender los intereses de sus clientes.

El foco de trabajo del experto será ayudar a H&M a tener mayor información sobre sus consumidores, productos y mercados, así como innovar en otro eje polémico para la industria de la moda: la sustentabilidad y la “moda ética”.

En los últimos años, la empresa tuvo dificultades para satisfacer las necesidades de los clientes online e intenta acercarse a lo que está logrando el líder de la categoría: Zara, de Inditex.

H&M
Imagen de Bigstock

Una pelea con muchos rivales

Además de la rivalidad con el mayor player del sector, Zara, la compañía de origen sueco tiene complicaciones para tener un buen nivel de ganancias y acumula stocks ante las mejoras de sus rivales low cost, como Primark y Forever 21, así como por la competencia de vendedores en línea como ASOS y Zalando.

Además de la apuesta por el big data y cambios en la logística, la estrategia para salvar a H&M incluye la reducción de precios, el cierre de algunas tiendas y la expansión hacia marcas más nuevas. También está trabajando en un nuevo concepto de tienda.

Core business

En noviembre de 2018, y como parte del plan de cambios, H&M confirmó algo que era un rumor: cerrará su marca independiente Cheap Monday.

Será un proceso en etapas que comenzó en diciembre pasado y finalizará a fines de junio de 2019, cuando cierre la última de las tiendas.

“Cheap Monday tiene un modelo de negocio que enfrenta grandes desafíos debido a los cambios que se han producido en la industria”, dijeron desde H&M en un comunicado.

“Hay una tendencia negativa en las ventas que ya no se puede disimular. Cheap Monday no genera ganancias hace mucho tiempo. Por lo tanto, el grupo tiene la intención de cerrarla”, agregaron explicando que ahora se concentrarán en el core business, H&M.