YouTube, una de las plataformas de videos y música más famosas de la actualidad, es una de las muchas marcas que pertenecen a Google. No han sido pocas las ocasiones en que sus competidores acusan a la marca de favorecer a YouTube dentro de los resultados de búsquedas de los usuarios. Y lo anterior tal vez tenga sustento, según un reciente estudio publicado en The Wall Street Journal.

Según esta investigación, en efecto, los videos de YouTube ocupan los primeros resultados de búsqueda, contrario a lo que afirma Google, que siempre ha argumentado que cualquier plataforma tiene la oportunidad de ocupar los primeros resultados de búsqueda dependiendo de la relevancia de su contenido.

El estudio observa que a pesar de que ciertos videos tienen más reproducciones en redes sociales como Facebook o Twitch, los videos de YouTube continúan apareciendo como primeros resultados de búsqueda en lugar de los de la competencia. Esto sería una contradicción según los estatutos de Google que siempre ha dicho que le da prioridad a los contenidos que tienen más relevancia y una de ellas es precisamente el número de vistas que un contenido tiene.

El estudio demuestra que un buen porcentaje de resultados le favorecen a YouTube mientras sus competidores como Facebook o Dalymotion se estarían quedando con una porción mas corta. El Journal apunta a que Google estaría entrando en un terreno sucio para darle más difusión a los videos de su propia plataforma como una manera de competir (deslealmente) con los videos de otras marcas.

CONTENIDO RELACIONADO:

Algoritmo de YouTube: así son los secretos de su funcionamiento

Un monstruo llamado YouTube

Hasta 2019, Dailymotion tenía 300 millones de usuarios únicos, siendo la competencia directa de YouTube como la plataforma de intercambio de videos más popular del mundo. Sin embargo, sus números todavía son insuficientes para competir con YouTube: más de mil 900 millones de usuarios se conectan a diario a esta plataforma, lo cual representa la mitad de las visitas que se hacen a internet.

Aproximadamente, los usuarios observan más 1000 millones de horas de video en total. En este sentido, y para darnos cuenta de lo trascendental que es la lucha por posicionar los videos, Cisco pronostica que para el año 2022, los vídeos serán el 82 por ciento del total del trafico en internet, según datos de HootSuite.

Esto apuntaría a que, en efecto, no es que Google le esté dando más peso a su propia plataforma sino que ésta, de manera natural, tiene más relevancia que sus competidores, lo cual tampoco es pretexto para que videos con más visitas estén por debajo de YouTube, ya que sería contrario a los propios criterios de Google para premiar los contenidos que por derecho propio se han ganado la oportunidad de aparecer en los primeros resultados de búsqueda.

Aunque las cifras no mienten

Hay que tomar en cuenta que YouTube posee la capacidad de llegar a 91 países distintos a través de 80 idiomas diferentes, lo cual le da la oportunidad de llegar a un 95 por ciento del internet alrededor del mundo. Solo en móvil, la pagina atrae a más estadounidenses de 18 a 34 años que cualquier otro canal de televisión, lo cual también es un indicativo del poder de convocatoria de la plataforma.

Otro dato revelador es que los públicos de entre 16 y 24 años usan de manera preferencial YouTube, Snapchat e Instagram. Seguimos viendo cómo la plataforma sigue siendo la más relevante en cuanto a búsquedas en video.

Tal vez Google ya se está preparando para ganar la competencia en 2022 posicionando por todos los medios a su propia plataforma. ¿Legal o ilegalmente? Eso solo el tiempo y otros estudios especializados lo dirá. Lo que sí es un hecho es que la monopolización de resultados en Internet sigue siendo una contradicción a los propios estatutos y reglas de la empresa ubicada en Santa Clara, California. 

La visión de Google sobre el tema

Un vocero de Google explica para Merca2.0 la manera en que el buscador trabaja para arrojar los resultados más relevantes en su página principal:

“Nuestros sistemas utilizan algunas señales de la web para entender los resultados que los usuarios encuentran más relevantes y funcionales en cada búsqueda. Para asegurarnos que estas señales son utilizadas de forma equitativa y justa en todos los sitios, utilizamos marcadores que no son específicos para un solo sitio o plataforma. Por ende, el número de visualizaciones, me gusta o comentarios que recibe un video en cualquier plataforma no es un factor determinante en nuestro sistema de clasificación. Este sistema utiliza señales de todas las fuentes de video de forma equitativa –no hay una preferencia hacia YouTube ni ningún otro proveedor de video”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299