Jeff Bezos y Amazon se alistan para entrar en la carrera espacial junto a Space X y la NASA

Blue Origin, es la compañía de tecnología espacial de Jeff Bezos, dueño de Amazon.

Conforme pasan los meses, la carrera espacial por ver quien será la organización en llevar turistas al espacio por primera vez en la historia se intensifica. Sin lugar a dudas los principales actores son Space X y la NASA, pero al parecer hay un nuevo jugador en la cancha: Jeff Bezos, dueño de Amazon, quien el día de hoy mostró al público el motor de su imponente nave New Glenn -diseñada y construida por la compañía Blue Origin- con la cual busca materializar el sueño de llevar a personas comunes y corrientes al espacio exterior.

El ensamblaje del poderoso motor BE-4 es un hito crucial para Blue Origin -dependencia de Amazon dedicada a la tecnología espacial-, quien lleva trabajando en su desarrollo desde el 2011. Para celebrar el logro, Jeff Bezos publicó un par de fotografías del imponente artefacto en su cuenta oficial de Twitter:


Siete motores de este tipo serán necesarios para hacer funcionar a la nave espacial New Glennla ambiciosa punta de lanza de Bezos para hacer frente a Space X y a la NASA. El cohete New Glenn será masivo: tendrá un diámetro de casi 8 metros y una altura de 95 metros, un tercio del rascacielos Rockefeller Plaza ubicado Nueva York.

Su potencia será tal que tendrá la capacidad de llevar turistas al espacio, soportar cargas sumamente pesadas con la intención de descargarlas en la Luna y aún así tener potencia suficiente para aterrizar en el mismo lugar del cual despegó (mecanismo que ya está funcionando en la nave Falcon 9 de Space X, propiedad de Elon Musk)

A forma de guiño para sus principales competidores, Bezos también publicó esta imagen en donde hace una comparativa de su nave especial frente a varios ejemplos icónicos en la historia de la exploración espacial:

New Glenn, la punta de lanza de Blue Origin.
New Glenn, la punta de lanza de Blue Origin.

¿Será suficiente la potencia de la nave espacial New Glenn para dejar atrás a Space X y a la NASA? Por el momento no, porque para empezar, esta nave sigue siendo un proyecto sin terminar. Según Bezos, el poderoso vehículo estará listo en 2020, dos años después de que Space X lleve a un par de afortunados millonarios a hacer el primer viaje turístico espacial de la historia.

Tal vez sólo sea cuestión de perspectiva, ya que el terreno a donde está apuntando Blue Origin no es una guerra campal entre dos potencias. Tal y como lo han demostrado Space X y la NASA -cuyos planes apuntan a que será capaz de llevar a personas con visa de turista al espacio en el  año 2020-, la denominada “carrera espacial” se trata más bien de un esfuerzo cooperativo que tiene un objetivo a largo plazo muy claro: diseñar y construir colonias fuera de la Tierra.

Sin duda alguna los aportes de Blue Origin en este terreno serán invaluables: podrían palear la falta de seguridad existente en los hipotéticos viajes de bajo costo provistos por Space X y de igual manera tendrían la posibilidad mejorar la calidad de los recursos técnicos utilizados por los científicos de la NASA.

Es claro que Blue Origin de Bezos aún no está al nivel de Space X y de la NASA, pero es un hecho que la aparición de este nuevo protagonista en el panorama es saludable para la nueva era de exploración espacial que se avecina.