Ivanka Trump: el secreto de una millennial con su marca hecha en China

ivanka trump
bigstock

Contar con más de tres millones de seguidores en Twitter e Instagram y llevar un estilo de vida multifacético, es parte de la estrategia de Ivanka Trump para convertirse en una millennial con una marca hecha en China sumamente exitosa.

Cifras recientemente trascendidas por la agencia AP advierten que las importaciones de su marca desde China aumentaron en un 166 por ciento durante 2016.

China se ha convertido en un factor clave para la marca de esta millennial, no solo para la manufactura de productos de moda, sino como un mercado en donde ha extendido su marca para la venta de accesorios como lo son bolsas y la operación de centros de spa con su nombre.

La estrategia de marca personal de Ivanka, para poder extenderse a una línea de productos de moda tiene dos factores en su ecuación: retail online y redes sociales.

La oportunidad digital que encontró la marca de Ivanka le ha permitido una estrategia omnicanal con la que ha logrado presencia a nivel internacional, factor definitivo para lograr un aumento en sus ventas, gracias a la estrategia de precios con la que cuenta y que confirmó con el abaratamiento de sus productos de joyería, con la finalidad de llegar a un mercado masivo.

Colaboradores como Amazon son fundamentales, ya que gracias a esta plataforma logró ventas determinadas por tendencias, como su participación dentro del escenario político y la polémica generada en este segmento.

El papel de las redes sociales ha sido fundamental en el éxito comercial de su marca, ya que gracias a este canal de comunicación, la comunicación de contenidos que parodian o critican su papel político y también como marca, han logrado una exhibición de su imagen trascendente a nivel internacional, tal como lo logró el siguiente video publicado por Saturday Night Live, con más de siete millones 772 mil reproducciones en YouTube.