CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Instagramer vende su cuerpo para poner publicidad en forma de tatuaje: Gana casi 300 mil pesos 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un instagramer ha decidido vender partes de su cuerpo como espacios para publicidad, oferta que ya ha sido tomada por algunas marcas y personas influyentes.

Ante la saturación de los medios, cada vez son más las marcas que buscan canales alternos para presentar hacerse visible a sus públicos meta y quizás el caso de un instagramer es quizás la muestra, literalmente, viviente de este fenómeno.

Esta tendencia ya era visible desde hace algunos años en los ahora llamados medios tradicionales; no obstante, ahora se trata de un asunto que ha comenzado a trastocar con especial  énfasis los canales digitales.

De saturación e inversión

Basta con revisar los hallazgos de un reciente estudio firmado por Pitney Bowes, los cuales indican que el 42 por ciento de las marcas necesitan mejorar los niveles de engagement con sus audiencias, en donde la optimización de las estrategias de comunicación parece ser el punto sobre el cual trabajar. El reporte apunta a que el 59 por ciento de los consumidores reconoce que borra los mensajes que recibe de las marcas sin revisarlos al considerarlos irrelevantes.

En la misma linea, un reciente estudio firmado por Beckon apunta que aunque la producción de contenido generado por las marcas a crecido 300 por ciento, sólo el 5 por ciento del total de esta información acapara el 90 por ciento del engagement total que se genera a través de este tipo de accione; el restante (95 por ciento de las ejecuciones) consigue cifras insignificantes en cuanto a compromiso generado o vistas registradas.

Lo anterior toma mayor relevancia si se considera que, según estimaciones de MarketingProfs el 25 por ciento de la inversión en publicidad durante año pasado se destinó a estrategias de content marketing.

Las intenciones se mueven

De esta manera, hemos visto como la generación de contenido se ha comenzado a ver impulsada por otras disciplinas como el influencer marketing, rama de la mercadotecnia que cada vez absorbe cada vez más presupuesto.

Estudios recientes indican que la industria del influencer marketing tendrá un valor 10 mil millones de dólares para 2020, esto gracias a que el 43 por ciento de los equipos de mercadotecnia experimentan con acciones de marketing de influencia para definir el valor real que aporta a su marca.

En medio de un contexto en el que las actividades BTL, las promociones en punto de venta y los espectaculares, entre otros, pierden terreno ante las medidas de aislamiento impuestas por las autoridades de salud en diferentes mercados del mundo, estas ventajas parecen ganar peso a los ojos de las marcas.

Ante la pandemia, las marcas ven en las acciones de influencer marketing un salvavidas importante que les permiten mantener contacto con sus audiencias aún cuando la norma indica mantener distancia.

Así lo revela una reciente encuesta firmada por BrandMe, la cual indica que el 87 por ciento de las marcas apuestan por el influencer marketing para hacerle frente al coronavirus.

Piel para publicidad 

Lo cierto es que este tipo de apuestas parecen ya no ser suficientes, situación que para algunos heavy users de redes sociales podría ser un gran negocio.

Cuando menos así lo deja ver el caso de un instagramer quien ha decidido vender partes de su cuerpo como espacios publicitarios, oferta que ya ha sido tomada por algunas marcas y personas influyentes, lo que le ha dejado ganancias cercanas a las 11 mil euros, o bien poco más de 267 mil 152 pesos.

El instagramer en cuestión conocido como Onokonda quien con cede en Vladivostok (Rusia) y cuyo nombre real es Egor Onopko, comunicó hace algunas semanas que podría a lamenta algunas partes de su cuerpo para su piel fuera utilizada como lienzo publicitario.

Aunque en un principio la propuesta fue tomada como una burla, la realidad es que al poco tiempo, el influencer sumó cerca de 10 clientes, mismos que le han permitido ganar alrededor de un millón de rublos (11 mil euros o bien cerca de 300 mil peos mexicanos).

El primer cliente de Onokonda fue el creador digital Jan Stashkevich, especialista en “hacer que los blogueros destaquen” y quien compró un espacio en el cuello de Egor.

Entre los diferentes clientes están algunas empresas e influencers ubicados en Rusia, Ucrania, y Bielorrusia qlos cuales llegaron a un acuerdo con el instagramer en el que, entre otras cosas, se estipula que Egor nunca podría tapar estos tatuajes con otros y siempre deben estar visibles.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados