Instagram en tu estrategia de marketing digital

Por: Hans Hatch Dorantes
Twitter: @hanshatch

Instagram ya no es, definitivamente, una red secundaria a considerar dentro de nuestra estrategia de Social Media. Ha crecido tanto en este último año y con la noticia de la integración de video, los anunciantes conocedores, ya no sólo piden una fanpage de Facebook, también quieren tener su perfil en Instagram para realizar acciones de marketing digital.

Sin duda, Instagram es una red social que puede ayudar mucho a las grandes empresas y, sobre todo, es un buen medio y una excelente opción para las PYMES si se maneja correctamente y por profesionales de Social Media. Actualmente, son muy pocas empresas las que han tomado la iniciativa de incluirla en sus estrategias, quizá por la poca madurez del medio mismo o por desconocimiento.

Instagram es una herramienta nueva y tiene un público muy específico que son los usuarios de smartphones a los que les gustan las fotos y quieren estar a la moda así como seguir tendencias. Evalúa si tus consumidores son parte de este grupo y comienza a idear estrategias para involucrar a esta audiencia y crear relaciones con ellos, sobre todo, considerando que en el Quinto Estudio de Consumo de Medios entre Internautas Mexicanos, presentado por la IAB en enero de este año, se menciona que la conexión a internet a través de dispositivos móviles (smartphones, tabletas y laptops) creció de 56% en 2011 a 70% en 2012, superando a aparatos fijos como la computadora de escritorio.

No olvidemos que es un canal para la interacción con el consumidor/usuario, una herramienta que genera participación, por lo que, hay que explotar la interactividad al máximo y de diferentes formas y, esencialmente, buscar conceptos/acciones creativos para generar ese engagement que tanto buscamos entre consumidor y marca. He visto como estrategia de algunas marcas que suben a Instagram fotos tomadas por los propios consumidores utilizando/interactuando con sus productos. Esto, es una manera interesante de hacer que los propios usuarios promocionen/avalen una marca. Y claro, también tenemos que estar dispuestos y preparados para ver y escuchar lo que el consumidor está hablando de nosotros, de la marca, con opiniones positivas o negativas.

La mayoría de las imágenes se dividen en dos categorías: las bonitas y las de humor. En general, una imagen con un tono humorístico no tiene que ser necesariamente bonita, pero ambas categorías buscan un mismo fin: llamar la atención. Recuerda que la generalidad de los usuarios no suben cualquier foto, regularmente eligen la que representa lo que quiere transmitir (amistad, amor, tristeza, logros, desencuentros, etc.). Con las marcas no puede ser diferente; cada imagen que se suba, tiene que estar perfectamente planeada.

Al igual que todas las otras redes, hay que tener clara la estrategia que queremos seguir. Te puedes apoyar haciendo concursos, invitar a los seguidores a crear y compartir fotos, dar a conocer nuevos productos o servicios, usar hashtags para el posicionamiento SEO, etc. Lo que es un error y que muchos cometen, es publicar contenido que no es relevante o simplemente replicar el de Facebook o Twitter.

El contenido visual atrae las emociones de una manera que el texto no puede. Recuerda el proverbio chino de “Una imagen vale más que mil palabras”. Aprovecha la simplicidad de Instagram para dar poder a tus propias imágenes.

Entonces, si eres de aquellos que quieren considerar de ya a Instagram con una marca/producto/servicio, te recomiendo que antes de crear la cuenta o publicar una foto te respondas las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que tu producto/marca/servicio quiere mostrar gráficamente?
¿Qué es lo que mi consumidor quiere ver?
¿Qué tengo que hacer para generar engagement por medio de mis fotos?
¿Qué motivará a mis seguidores a hablar de mi marca en Instagram?

Estar en Instagram, la red social de fotografía de moda será siempre una buena opción para nuestras estrategias de marketing online si sabemos qué queremos conseguir y la forma en que queremos estar presentes.