Innovación de adentro hacia afuera

Ayer platicaba con Mich, encargada de Business Developer, sobre la innovación que se hace en la parte creativa, los “artes bonitos”, la publicidad, las nuevas formas de comunicarnos con nuestro público, así como en la parte tecnológica, las nuevas tecnologías más disruptivas y cercanas a las personas; y concluimos que, en realidad, la innovación está en todas partes.

Decíamos que podemos innovar desde la forma en la que vestimos, en la que hablamos, hasta una innovación más profunda de productos o procesos en una empresa. Entonces surgió la siguiente interrogante, ¿qué es innovación? Y tanto Mich, como yo estuvimos de acuerdo que innovar es, literal, hacer un cambio. Decíamos que actualmente todo ya existe, es muy raro que se invente algo totalmente de cero, pero la creatividad está en hacer un remix de lo que ya existe y de esta manera se crea una innovación.

La innovación en procesos de una empresa, es generalmente, uno de los tipos que menos se tiene en mente cuando se habla de innovar, pero es un arma crucial para seguir creciendo y ser una empresa más reconocida. 

La importancia de ser innovador en los procesos internos de tu empresa, radica en que de esta forma se mejora la operatividad de los departamentos de la misma; y esto traduce en una optimización de lo que vendemos y ofrecemos a nuestros clientes, así como el servicio de atención que les damos.

Lo que se hace es optimizar la estrategia de marketing, ventas, operaciones, comunicación, recursos humanos y TODO de la empresa. Al optimizar estos procesos, hacemos que nuestros colaboradores puedan mejorar igualmente sus funciones y rendimiento. En otras palabras, sólo hacer lo que les toca hacer y no entrar en un círculo de influencia que no sea el suyo. Esto influye en que el colaborador pueda realizar de una forma más óptima su trabajo, y por lo tanto esté más contento y menos estresado con lo que hace.

Podemos ver entonces, que realizar una innovación, puede permear en distintas áreas de la organización, e incluso ser un apoyo para la mejora de rendimiento de la misma.  El día de hoy, el tener una cultura ágil dentro de la organización, es fundamental, y es algo que puede acercarnos a adaptarnos mejor a los cambios (que ya sabemos son constantes) en el mercado. Las innovaciones internas, son algo que nos ayuda a tener una cultura ágil más arraigada.

Finalmente ambos concluimos que en una empresa, es muy necesario tener innovaciones constantemente, y no solamente de productos, sino innovaciones internas, que nos ayuden a mantenernos en auge como colaboradores y como empresa ante el público. Tenemos que mantener actualizada nuestra empresa, no sólo para nuestros clientes, sino también para nuestros colaboradores. Innovar no sólo hacia fuera, sino hacia adentro.