Así es como influye el contenido para cambiar la perspectiva de marca

Tips para medir la efectividad del contenido
Imagen: Bigstock

Cuando se habla sobre la efectividad del marketing de contenido, la primera pregunta que surge en torno a esta estrategia es: ¿Cómo optimizarlo para destacar a una marca o empresa?

La forma de ganar reconocimiento en un mercado más amplio y mantener a los clientes existentes generando conversación, plantea un desafío. Lo mismo sucede al tratar de cambiar la percepción del mercado. Con la transformación digital, la verdadera efectividad y el ROI en torno al contenido es muy grande, debido a la alta competencia que tiene.

Aunque no es fácil de medir, el valor de las estrategias basadas en contenido no siempre es claro, ya que el manejo de métricas como visitas a páginas, impresiones en tiempo real, la afluencia orgánica y otros segmentos más no siempre se pueden traducir en efectividad.

De acuerdo con el CMI, tan solo 8 por ciento de los especialistas en marketing de contenidos se consideran exitosos en darle seguimiento a sus estrategias. Aquí, lo importante es generar contenido de calidad. Esto, porque es lo que tiene respuesta por parte de los consumidores, al considerarlo útil y entretenido.

Pese a lo anterior, We Are Content indica que 38 por ciento de empresas piensa en incrementar la inversión en contenidos. Otro dato revelador lo demuestra PostedIn, donde revela que para el 62 por ciento de empresas es importante que los contenidos ayuden a entender las necesidades del cliente.

Es así como quieren que influya en el consumidor para cambiar la perspectiva que tienen sobre una marca.

 ¿Cómo puede probarse la efectividad del contenido?

El contenido puede ayudar a conectar a la audiencia y generar otro tipo de sentimiento alrededor suyo. Demostrar el valor de una táctica en Content Marketing puede ser plausible:

1. Objetivos del contenido alineado a la audiencia

Se requiere establecer un objetivo mensurable antes de lanzar campañas. Esto, pensando en el consumidor, ya que si se trabaja sin establecer un objetivo, el argumento principal de la táctica no logrará nada de valor comercial real, ni llegará a la audiencia.

2. Rendimiento efectivo

De forma general, hay tres áreas de enfoque que se deben medir: conocimiento de marca, compromiso de la audiencia y las conversiones.

Para medir el conocimiento de marca, las acciones, las impresiones, las menciones y el tráfico general es lo primero que se tiene que cambiar. En el caso del compromiso de la audiencia, las métricas a medir son el tiempo de permanencia en la página web, las visitas  desde plataformas sociales y el número de visitantes que regresan.

Las conversiones no necesitan mayor especificación, más que lo obvio; es decir, cómo han aumentado las ventas a partir de la estrategia.

3. Presentar evidencia tangible de forma rápida

Mostrar evidencia sólida, como los objetivos relevantes cumplidos, hará que las personas comiencen a voltear a ver lo que se está haciendo. Así, el contenido ocupará un lugar central en este esfuerzo. Pero no es solo cualquier contenido.

El trabajo del equipo que crea estrategias, concibe, crea y distribuye el contenido social promueve experiencias y ofrece varias lecciones para otras estrategias que busquen el éxito.

Se requiere un trabajo constante para mantenerse relevante para las personas. Eso, más otro tipo de conductas a considerar, como mantenerse al tanto de los cambios en los algoritmos, revisar las oportunidades y amenazas que representan las otras estrategias, cambios de código, etc.

Para las marcas, esto plantea una pregunta importante: ¿Cómo se convierte en la respuesta predeterminada para una consulta?

Al comprender las respuestas que las personas buscan cuando realizan una búsqueda y analizan al momento de buscar contenido, se puede resaltar y tener más éxito que los demás. Teniendo en cuenta esta situación, se puede enganchar fácilmente a la audiencia.

El punto clave es comprender que está buscando la audiencia y los usuarios en torno al contenido.