Internacional.- Seguro que si eres usuario de Instagram, la red social más popular en estos momentos, puede que hayas empezado a ver imágenes en tu feed tapadas y con un aviso de “información falsa”. La explicación es sencilla y es que estás siguiendo a gente que “photosopea” tus fotos. Y esto es algo con lo que la empresa matriz de Instagram (Facebook) ha lanzado para luchar contra las noticias falsas pero ha llevado a los verificadores de Instagram a marcar como “fake” toda clase de imágenes digitalmente retocadas.

Pero, ¿qué significa que una imagen haya sido señalada como información falsa? En primer lugar, será excluida de la sección “Explorar” y de los resultados de búsqueda de hastags. Y aunque si es visible desde el feed o desde el perfil de usuario, al hacer clic en la misma para intentar verla a pantalla completa, el usuario visualizará una pantalla de aviso sobre la “falsedad” de la imagen antes de poder acceder a la misma.

Influencers y diseñadores gráficos son los más perjudicados

Son muchos los que se han preguntado cómo decide Instagram cuáles fotos se tapan y cuáles no y la compañía ha expresado que “usamos una combinación de comentarios de la comunidad y de tecnología para determinar qué fotos derivamos a los verificadores independientes. Si estos determinan que una foto es falsa, se oculta detrás del mensaje de advertencia”.

Básicamente, los influencers y diseñadores gráficos, que son el tipo de público que más utiliza la plataforma, son los que demandan a Instagram que delimite claramente qué entiende como “contenido manipulado” y que, en cualquier caso, tenga en cuenta excepciones en que las fotos no pretenden pasar por ciertas.

Toby Harriman ha dado la voz de alarma

Fue Toby Harriman, un fotógrafo de San Francisco, quien dio la voz de alarma con una publicación en Facebook, en la que denunciaba que el aviso se mostraba al intentar acceder a una imagen del usuario @Mixsociety._. Una vez que hizo clic comprobó que se trataba simplemente de un paisaje montañoso editado para forzar los tonos de color.

Lo que está claro es que Instagram deberá establecer unos límites coherentes en algún momento sobre todo si se tiene en cuenta que la misma compañía que se ha mostrado dispuesta a no impedir la difusión de deepfakes en Facebook si estos eran difundidos por políticos, amparándose, en su caso, en su “interés periodístico”.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.