Internacional.- Después del bloqueo de Trump a la firma Huawei, el gigante chino de los smartphones y las telecomunicaciones, la marca china está trabajando en secreto en su propio sistema operativo a través del Laboratorio 2012 y ahora, se ha podido conocer que, tras la polémica del año en el sector tecnológico, Huawei lanzaría su propio sistema operativo HongMeng OS el próximo mes de octubre, según han reportado ya diversos medios de comunicación chinos.

El sistema operativo propio de Huawei será conocido en el mercado global como Ark OS y será probado en los terminales de gama media de la firma china para confirmar lo que ya varios medios de comunicación apuntan y que no es otra cosa que, con dicho sistema operativo, los terminales de Huawei consiguen alcanzar unas velocidades superiores al 60% que un dispositivo Android.

El sistema operativo se conocerá como Ark OS

En China, el lanzamiento de Ark OS en China se hará para probar las capacidades del sistema y conseguir el apoyo internacional. Eso sí, el Huawei Mate 30 seguirá con sus planes de lanzamiento para el mes de octubre y contará con Android como sistema operativo, para total tranquilidad de los fans de la firma china de tecnología.

Lo que está claro es que el veto de Trump a Huawei parece que no supondrá ningún problema para la marca ya que los usuarios parece que seguirán confiando en la firma china de smartphones por excelencia, tal y como se desprende de una encuesta realizada por Toluna para la agencia Europa Press y que ha dado a conocer que un 43% de los españoles estaría dispuesto a adquirir un teléfono de la firma con su propio sistema operativo distinto de Android.

Trump ya vetó a ZTE

Asimismo, el veto de Trump a Huawei va a servir como catalizador para que la firma y la Administración china aceleren la inversión en su tecnología y reduzcan su dependencia de proveedores extranjeros en componentes críticos. También, este veto podría impulsar la competencia en el sector tecnológico y reducir las perspectivas de crecimiento a largo plazo de las firmas tecnológicas estadounidenses.

Ahora, hay que esperar a ver si el veto de Trump (que ya afectó durante 4 semanas a otras firmas como ZTE) a las empresas tecnológicas de China podría afectar a otras empresas del sector tecnológico además de Huawei y de las telecomunicaciones.