Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Home office en México: Por ley, empresas deberán pagar internet y respetar jornada laboral

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
No se podrá considerar como home office a aquel que se realice de forma ocasional o esporádica; estas condiciones deberán quedar por escrito en un contrato.

Para nadie es un secreto que en medio de la emergencia sanitaria, el home office se convirtió en el modelo de trabajo predominante en México.

Aunque ese trata de una forma laboral que era poco aplicada en el mercado mexicano, luego de esos meses, muchas empresas han comenzado a verlo como el modelo a seguir, incluso, una vez que la coyuntura de salud acabe.

El home office crece en México

Hasta junio de este año, el 73 por ciento de las empresas trabajaban bajo un modelo de home office en el país, de acuerdo con cifras de Statista.

Entre las empresas, los tres principales beneficios de esta modalidad de trabajo son menos tiempo y dinero asignados a los desplazamientos (74 por ciento), aumento de la responsabilidad individual (53 por ciento) y mejor equilibrio entre la vida personal y laboral (48 por ciento) tal como reportan desde OCC Mundial.

No obstante, y a pesar de que muchos empleados aplaudieron este modelo en años recientes, para las personas ha resultado especialmente complicado convertir su casa en su lugar de trabajo.

El 57 por ciento de los empleados considera que es menos estresante trabajar desde la oficina. Sólo 21 por ciento considera que el estrés ha disminuido al trabajar desde casa.

Adicional a esto, se preve que los empleados aseguran que trabajar desde casa supuso un 35 por ciento de incremento en sus gastos.

Aunque el 57 por ciento de las compañías implementó el home office, sólo 9 por ciento apoya financieramente a los empleados que laboran desde casa con algún tipo de subsidio.

Definiendo el teletrabajo

Considerando estos dos últimos puntos, cobra relevancia la reciente reforma avalada por la Cámara de Diputados, misma que indica que los empleadores deberán asumir los costos derivados del home office, en donde se consideran aquellos relacionados con la contratación de un servicio de internet así como el gasto en luz.

Esta iniciativa propuesta para la Ley Federal del Trabajo, fue aprobada este martes en San Lázaro y devuelta al Senado para ser analizada y, en su caso, aprobada con los cambios realizados por los diputados.

A decir del dictamen, el home office se define como la forma de trabajo que se realiza en lugares distintos al o los establecimientos del patrón por lo que no se necesita la presencia física del trabajador.

No se podrá considerar como home office a aquel que se realice de forma ocasional o esporádica; estas condiciones deberán quedar por escrito en un contrato.

De esta manera, se considera que una persona realiza home office cuando el 40 por ciento de las actividades laborales se realizan fuera del lugar de trabajo.

Deberán pagar internet y luz

Al implementar un modelo de home office, los empleadores deberán de cumplir con obligaciones especificas como proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo como equipo de cómputo, sillas ergonómicas e impresoras, por ejemplo.

Adicional deberán asumir los costos de servicios de telecomunicación (como el internet) y absorber la parte proporcional de electricidad. 

“No importa cuáles sean esos medios de comunicación, pueden ser un teléfono, un fax o medios más sofisticados, como redes locales o satélites, correo electrónico, videoconferencias o cualquier otra cosa no conocida aún. Las tecnologías de información no sólo presuponen información como un enlace con su empleado, sino un elemento fundamental en la tarea a realizar, cómo consultar una base de datos, navegar en la red en busca de información relacionarse con personas de cualquier parte del mundo y de un mismo equipo de trabajo o compañía”, se lee en la reforma de ley.

Por último. la ley considera que el trabajador sólo deberá cumplir con su jornada laboral, con lo que el empleador deberá promover el equilibrio entre lo laboral y los aspectos personales con perspectiva de género.

Así deberán implementarse y respetarse los horarios de trabajo fomentando la desconexión fuera de esta jornada.

El patrón deberá respetar y ser flexible con los horarios del trabajador, al tiempo que este último deberá de ser capaz de evitar distracciones mientras realiza su trabajo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados