x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Ana Estrada, directora general de Brújula Interior: Home office y los diferentes perfiles de trabajo

Los formatos de home office son cada vez más populares, pero no todos los perfiles profesionales se pueden adecuar a esa dinámica particular

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • En la década de los 80, llamada la Década del Cerebro, se identificaron cuatro cuadrantes cerebrales, ligados a estilos de pensamiento

  • Cada persona tiene una mayor afinidad por uno de ellos, que determina su Talento Natural, y mayor disonancia con otro, su Debilidad

  • Estas fortalezas y áreas carentes son cruciales para definir qué tan afín puede ser una persona al home office o no

A pesar de las reservas iniciales que había frente al home office, especialmente ante los líderes de las organizaciones, parece que se ha consolidado como un formato atractivo. En México, una buena parte de los gestores de talento creen que tienen varios beneficios para la marca y los colaboradores. Por ejemplo, según datos de AMIPCI y OCCMundial, citados por Statista, fomenta la responsabilidad individual y un equilibrio positivo entre vida personal y profesional.

Pero según Ana Estrada, directora general de Brújula Interior, es difícil hablar de logros que se puedan aplicar a todo el contexto mexicano:

Es algo ambicioso hablar del desarrollo del home office en todo México. Esto pues, dependiendo del ancho de banda y la penetración de equipo de cómputo, se han visto diferentes escenarios. Pero si hablamos de una empresa que tenían ya un formato de trabajo en la misma oficina mucho más flexible, no costó trabajo adaptarse.

Los otros escenarios del home office

Estrada reafirma que quienes se adaptaron mejor al formato de trabajo remoto tienden a ser gente más joven. En parte, porque los empleados millennials están más acostumbrados a un formato laboral que se suele relacionar a los espacios de coworking. Es decir, que solo se necesita tener una laptop y un pedazo de escritorio para empezar a trabajar. Si bien no es algo único de esta generación, es más común en ese sector. Luego está el otro lado de la moneda:

Hay todo un grupo que no estaba organizado para trabajar así. Que no tenían una laptop para llevarse a casa y hacer home office. O que, aún si la tenían, estaba bajo la supervisión de jefes que obtienen su sentido de logro y productividad de vigilar a los demás y asegurarse que sí se están haciendo las actividades. Jefes que no desarrollan aún un sentido de confianza con su personal. Son estos equipos los que más han sufrido, sin duda, el cambio al trabajo remoto.


Notas relacionadas


Cuadrantes cerebrales y habilidades profesionales

La directora general de Brújula Interior apunta que, más allá de estos escenarios generales del home office, también se identificó otros fenómeno. Apunta que, partiendo de la neurociencia, hay diferentes perfiles de profesionales, con base en cuatro cuadrantes cerebrales distintos. Cada persona tiene una mayor afinidad a cada uno de estos grupos. Y, de acuerdo con Ana Estrada, esta cercanía define la forma en la que los individuos interactúan con su entorno:

Tenemos un cuadrante completamente creativo, innovador. Le gusta (y necesita) moverse para llegar a un nivel de productividad óptimo. Un segundo cuadrante son lógicos, analíticos, muy estructurados y muy enfocados. En el tercer grupo tenemos gente secuencial, muy bueno para establecer rutinas y asegurarse que el proceso va a tiempo y se van a dar los resultados. En el cuarto vemos gente entusiasta, intuitiva y que reconoce muy rápido qué ocurre en el ambiente.

Perfiles profesionales e incompatibilidad con el home office

En este sentido, la especialista afirma que no todos los expertos pueden adaptarse con igual facilidad al home office, por las mismas características del cuadrante que impera en su caso. Hay quienes, como los que están en el primer cuadrante, no pueden estar bajo las condiciones de trabajo remoto y tener la misma productividad que tendrían en oficinas convencionales. Sin embargo, aún en esos casos, la directora general de Brújula Interior cree que hay soluciones:

Si los mandas a home office, y lo combinas con encierro, su productividad baja. Porque les es necesario moverse y estar fuera ocasionalmente. ¿Cuál es la técnica que estamos aplicando con ellos para incrementar su desempeño? Aún desde casa, siempre se pueden poner a lado de ventanas o grandes espacios abiertos para facilitar su proceso cerebral único para facilitar el aprendizaje, colaboración y producción. Así se pueden desarrollar soluciones en cada caso.

Otros artículos exclusivos para suscriptores